Archive for August, 2017
EL INTRÍNGULIS DEL GASODUCTO SUR PERUANO

Escrito por: César Gutiérrez

Han transcurrido siete meses desde que se dio por terminado el contrato de concesión denominado “Mejoras a la Seguridad Energética y Desarrollo del Gasoducto Sur Peruano”; y el gobierno se encuentra entrampado en los mecanismos administrativos para culminar con lo estipulado en la relación contractual, asimismo en definir la cobertura del cofinanciamiento y la formulación de las reglas de un proceso de competencia. Mientras tanto, desde la agencia estatal Proinversión, ilusamente dan por certero que en el primer semestre del próximo año se tendrá un nuevo concesionario en funciones.

Desde el inicio hubo premura por exhibir artificiosamente capacidad de reacción; la realidad mostró desconocimiento y desprolijidad en el manejo. Luego de la ejecución de la carta fianza de fiel cumplimiento a fines de Enero pasado, por la suma de 262 millones de dólares (MMUS$), empezó el drama. Se emitió el Decreto de Urgencia (DU) 01-2017, que encargó al Osinergmin, la contratación de un administrador de los bienes de la concesión, cuyos servicios serían honrados con los recursos provenientes de la carta fianza ejecutada. Siguiendo el mandato legal, el regulador energético estatal contrató por concurso, por el plazo de un año, por la suma de 46.9 MMUS$, a la empresa Técnicos SAS.

En primer término, queda en tela de juicio para los juristas la validez de emitir un DU. En segundo lugar, la redacción de la norma referida nos lleva a una discusión legalista, pues el contrato no refiere a un administrador sino a un interventor. En tercer lugar, los bienes de la concesión no están a nombre del concesionario sino del contratista encargado, Odebrecht Ingeniería & Construcción Internacional, con lo cual el administrador no tiene que administrar y finalmente el Estado no tiene razones para gastar un céntimo de la carta fianza en la administración de los bienes, pues esa no era la finalidad de la garantía.

Tal como van las cosas, el desenlace va hacia un arbitraje internacional que puede ordenar al estado peruano, pagar el valor contable neto de los bienes, que según un hecho de importancia reportado por Graña y Montero SA, se deduce que ascendería a 2,007 MMUS$. Desmanejo gubernamental preocupante de improvisados pseudotecnócratas.

 
MINISTRA ALJOVÍN PRONUNCIESE SOBRE DISTRIBUCIÓN DE GAS NATURAL

Escrito por: César Gutiérrez

La Ministra Cayetana Aljovín tiene menos de un mes a cargo de la cartera de Energía y Minas, es entendible que es poco tiempo para grandes decisiones, pero lamentablemente ha heredado un conjunto de problemas que requieren urgente solución. Uno de ellos es, las pretensiones de los operadores de distribución de gas natural (GN), detrás de todos los cuales está la participación de la municipal colombiana, Empresa de Energía de Bogotá (EEB).

En pocos días se dará el inicio de operaciones de las distribuidoras: Gases del Pacífico SA, que tendrá a cargo las regiones de Cajamarca, Lambayeque, La libertad y Ancash; así como la de Gas Natural Fenosa Perú SA, que se encargarán de las regiones de Arequipa, Moquegua y Tacna. Ambas empresas pretenden que los comercializadores de GN que ya atienden clientes en las regiones mencionadas con gas natural comprimido (GNC) o las que aspiren hacerlo con gas natural licuado (LNG); tengan que pagar la tarifa de distribución, a pesar que no usarán sus ductos de distribución. Esta condición no existía cuando ganaron el derecho de concesionario en el año 2013, mal se haría en favorecerlos ahora cambiando las condiciones de competencia iniciales; una especie de Chinchero del GN.

Por otro lado tenemos la disputa por la concesión en la región Piura, donde Gases del Norte SA, con participación indirecta de EEB, es un aspirante, pero que colisiona ante un proceso judicial ganado en primera instancia, por la empresa Gastalsa, a la que se le ha restituido un derecho que le fue quitado en el año 2009. Más allá del desenlace en la judicatura, que fácilmente llegará hasta la Corte Suprema; se necesita cambiar el modelo de otorgamiento de concesiones, tomando en cuenta dos aspectos: la concentración empresarial y el limitado alcance a los potenciales a usuarios, no excede el 13% del universo, que devalúan la palabra masificación del GN, que de tal solo tiene el nombre.

Finalmente, el Ministerio de Energía y Minas debe manifestar su público respaldo al Osinergmin en el contencioso administrativo planteado por Contugas, para poder cobrar sumas exorbitantes a sus clientes. Es imprescindible que se sepa que el Estado es firme ante empresas que se creen que pueden sobrepasarlo.

 
¿CÓMO SE CUBRIRÁ DÉFICIT DE OFERTA ELÉCTRICA 2020-2023?

Escrito por: César Gutiérrez

Los cálculos que se realizan utilizando información oficial del Comité de Operación Económica del Sistema (COES), del sector electricidad, dejan meridianamente claro que si no hay oferta adicional y ésta se estanca con la culminación de las centrales en construcción; a partir del año 2020, el suministro con costos variables que no excedan los 32.0 dólares por megavatio hora (US$/MWH), no cubrirá la demanda, considerando inclusive el magro crecimiento de 4.6% previsto.

En este escenario, en el 2020, se tendrá que recurrir a centrales que operen a petróleo diésel cuyo costo variable total a precios actuales de combustible, que son bastante bajos, serán de 164.71 US$/MWH. Cambio abrupto de costos de 5.1 veces, que deberá asumirlo el consumidor.

Si la Ministra de Energía y Minas, Cayetana Aljovín, tiene que tomar el toro por las astas de una vez por todas, tomando decisiones con las cuatro posibilidades existentes.

En primer término, prédica en el Congreso, para que el proyecto de Ley del Congresista Juan Carlo Yuyes, que otorga discrecionalidad absoluta al Ministerio de Energía y Minas, se vaya al archivo, pues no podemos depender de la corriente de opinión del Ministro de turno.

En segundo lugar confirmar la construcción de la Termoeléctrica Sulpay, 1,400 MW a Gas Natural, prevista iniciarse con un módulo de 350 MW a ciclo combinado, cuya autorización de generación está próxima a otorgarse.

En tercer término, la realización de una subasta de generación en base a recursos energéticos renovables, que en esta oportunidad debería incluir generadoras en base a geotermia, dado que ya existen 16 autorizaciones exploratorias, y no se puede como estado estar promoviendo este tipo de inversiones, para que luego no sean tomadas en cuenta.

Finalmente, una medida parche, determinar normativamente que los costos variables de las unidades que operarán a diésel no ingresen al costo marginal y sean un cargo en los costos de transmisión. Por supuesto es lo menos deseable, pues igual cargaremos con un sobreprecio, como ha ocurrido con el reciente incremento de tarifas, que ha tenido como origen la operación de generadoras a diésel en Iquitos, Moyobamba y Ayacucho, porque la oferta no ha llegado oportunamente.