Archive for March, 2017
CUESTIONABLE AMPLIACIÓN DEL CONTRATO POR 815 MILLONES DE DÓLARES A TÉCNICAS REUNIDAS EN REFINERÍA TALARA

Escrito por: César Gutiérrez.

Responsabilidad de gestores actuales de Petroperú
La avalancha noticiosa del gobierno sobre su despliegue en los luctuosos hechos que se están viviendo por el fenómeno climatológico bautizado como “El Niño Costero”, han pasado transitoriamente a segundo plano una serie de hechos que vienen trabajándose sigilosamente en el terreno de los Proyectos de Inversión, como es el caso del Proyecto de Modernización de Refinería Talara (PMRT), donde el Presidente de la petrolera estatal, Luis Eduardo García Rosell, ha anunciado hace unos días que a la fecha la cuantificación del costo total asciende a la suma de 5,400 millones de dólares (MMUS$).

Afirma el funcionario estatal que ha heredado una situación que no le deja mayor margen que continuar, pues una paralización sería demasiada onerosa y que el incremento de costos corresponden a las administraciones anteriores, cosa de la cual discrepo, pues le atribuyo a la actual gestión la responsabilidad de un sobrecosto financiero de 0.5% anual, por su demora de siete meses en tomar decisiones, que aplicado a la anunciada emisión de bonos por 3,000 MMUS$, en un horizonte de 20 años, a la tasa de descuento del 9% anual con la que ha trabajado el proyecto, implica un adicional de intereses de 767 MMUS$.

Pero no solo eso, también son responsables del incremento del monto del contrato del “epecista” (empresa a cargo de ingeniería, procura y construcción), la española Técnicas Reunidas (TR), en por lo menos 815 MMUS$, por concepto de ejecución de los llamados “servicios auxiliares”.

¿QUÉ SON LOS SERVICIOS AUXILIARES?
En la operación de una refinería de petróleo existen dos áreas bien definidas: la primera; la conversión de la materia prima, petróleo crudo, en combustibles, lo que se conoce como refinación y la segunda que consiste en dar soporte al proceso de refino con suministros diversos como: vapor de agua a distintas presiones, hidrógeno, energía eléctrica, tratamiento de agua de mar para enfriamiento y otros usos. Asimismo es necesario contar con plantas que puedan hacer un correcto manejo de desechos como las aguas servidas y el azufre extraído de las gasolinas y diesel producidos. Estas últimas actividades descritas son las que se denominan “servicios auxiliares”

En el PMRT, los servicios auxiliares se definieron que se desarrollasen a través de cinco plantas: cogeneración de electricidad y vapor de agua, hidrógeno y azufre, captación de agua de mar, tratamiento de aguas de proceso y desmineralización y tratamiento de efluentes.

¿POR QUÉ SE PLANIFICÓ QUE LOS SERVICIOS AUXILIARES PUDIESEN SER TERCERIZADOS?
El actual Presidente de Petroperú, en un desconocimiento supino y un alarde de sapiencia, que no la tiene, afirmó que había sido inconveniente que se pensase que el PMRT pudiese ser trabajado con más de un “epecista”. Para su información, eso se planificó por la posibilidad que la necesidad de endeudamiento excediese la capacidad de la empresa, de esta manera, la inversión la hacían terceros en contratos del tipo DFBOOT (diseño, financiamiento, construcción, operación y transferencia de propiedad al cabo de un horizonte). En estas condiciones la petrolera estatal pagaba la inversión y la operación y mantenimiento vía tarifa y al cabo de unos 15 años se hacía de la propiedad de los activos.

Desde el 2006, siempre estuvo presente en los Ministros de Economía y Finanzas, que integran la Junta General de Accionistas (JGA) de Petroperú, que el endeudamiento del PMRT pudiese complicar la situación de la caja fiscal, que tendría que acudir en auxilio de la empresa. Así lo vieron y asintieron: Luis Carranza, Luis Valdivieso, Mercedes Araoz, Ismael Benavides, Miguel Castilla y Alonso Segura, hasta la llegada del inexperto en manejo gubernamental Alfredo Thorne, quien ha dado liberalidad absoluta en el manejo del proyecto. Ha empezado con un aporte de capital de 1,056 millones de soles (316 MMUS$), aprobado mediante Decreto Legislativo (DL)-1292 y autorizado mediante Decreto Supremo (DS)-005-2017-EF, del 13.01.2017.

Pero no solo era el aspecto financiero el que influyó en tener la predisposición a tener servicios a cargo de terceros, sino también la necesidad de contar con operadores calificados que garantizaran la continuidad y la rentabilidad económica de la operación.

EL FRACASO DE LA TERCERIZACIÓN DE LOS SERVICIOS AUXILIARES.
Desde la fecha de la firma del contrato EPC (ingeniería, procura y construcción) a suma alzada (denominado conversión OBE: Open Book Estimated), ocurrida el 29 de mayo del 2014, se encargó a la gestores del PMRT que diseñaran un proceso de competencia, trabajando conjuntamente con los funcionarios de TR para seleccionar a los consorcios que pudiesen hacerse cargo de los servicios auxiliares tercerizados.

LUIS EDUARDO GARCIA ROSELL ARTOLA, CEO EN EL PERU DEL GRUPO WIESE

Hubo una cantidad importante de interesados, que expresaron sus dudas sobre la incipiente ingeniería con la que se contaba sobre estas unidades de producción, cosa que llamó la atención, pues a la fecha de la firma del contrato EPC, la ingeniería debía tener un estimado de costos de Clase 2, de acuerdo a las definiciones de la Association for Advancement of Cost Engineering International Recommended Practice 18R-97, que limita los márgenes de error en los costos en -15% a 20%.

Los potenciales postores también se quejaron permanentemente de los vacíos contractuales y de las garantías que podía otorgar Petroperú como concedente.

La discusión sin solución alguna continuó hasta el año 2016, y en el mes de agosto de ese año, los actuales gestores de la empresa heredan el intríngulis. Su desconocimiento de la industria los llevó a un aprendizaje de cuatro meses y en diciembre deciden que ya no habrá servicios tercerizados y que TR se hará cargo de los mismos con fondos que consiga la petrolera estatal. Caro aprendizaje que se está asumiendo con un mayor endeudamiento.

Si se hubiese tenido gente con experiencia en la actividad de proyectos de hidrocarburos, rápidamente hubiesen estructurado un proceso de competencia para la tercerización.

¿QUIÉN DARÁ FE QUE EL PRECIO QUE COBRE TR POR LOS SERVICIOS TERCERIZADOS SEA EL CORRECTO?
Siete meses después de tomado el cargo los directivos y funcionarios pretender incrementar el contrato de TR en el monto que señalen por el costo de los servicios auxiliares, los 815 MMUS$ que se indica como cifra es solo referencial y corresponde al estimado que se tuvo a la firma del EPC, en mayo del 2014, pero que ha sido calculado a precios de junio del 2012. ¿El monto que plantee TR por quien será validado? ¿Por el supervisor, el cuestionado Consorcio PMC Talara (CPT)? ¿Por la firma Technip que ha tenido relacionamiento con TR en más de un proyecto?
¿Por las consultoras Arthur D´Little o Deloitte, que no podrán ir más allá de discutibles benchmarking, por no ser su especialidad la valoración de construcción de plantas?

UN PROCESO DE COMPETENCIA DE CONSTRUCCIÓN DE SERVICIOS AUXILIARES ES LO MÁS ACONSEJABLE
El discurso recurrente para satisfacer el facilismo de dar construcciones “a dedo” es que ya no hay tiempo suficiente para hacer un proceso de competencia. En este caso eso será una falacia, pues durante más de dos años ha habido interesados completamente informados en la construcción de las plantas de servicios auxiliares.

Con un equipo de profesionales que conozcan del proyecto y de procesos de competencia, que los hay en el mercado; pueden organizar un concurso donde sean los mejores postores los que definen el precio y no el dicho unilateral de TR.

Hay que recordarle al directorio que la Contraloría General de la República tiene la mirada puesta en los servicios auxiliares desde el Informe 00044-2014-CG/CPRE, remitido a Petroperú mediante oficio 00601-2014-CG/DC el 29.04.2014, firmado por el Vicecontralor General de la época, hoy Contralor General de la República, Edgar Alarcón Tejada.

 
EMISIÓN BONOS PETROPERÚ: ¿SELECCIÓN DE BANCOS A DEDO?

Escrito por: César Gutiérrez

Estamos ante las decisiones finales de la ejecución del controvertido Proyecto de Modernización de Refinería Talara (PMRT), bastante ya hay con la demora en la toma de decisiones de la actual gestión de Petroperú: 0.5% de incremento en la tasa de interés, servicios que iban a ser tercerizados por cerca de 815 millones de dólares (MMUS$) pasarán a ser financiados por la empresa y engrosar el contrato de la empresa a cargo, Técnicas Reunidas; entre otros que seguiré desarrollando.

Hoy corresponde hacer un llamado de atención al procedimiento administrativo de la emisión de bonos por 3,000 MMUS$ aprobada en la Junta General de Accionistas de Petroperú (JGA) de fecha 03 de marzo del presente año. Esta decisión reemplaza a la tomada por la JGA anterior, que el 31 de marzo del 2016 aprobó una emisión por 1,000 MMUS$.

En este tipo de operaciones se contrata los servicios de bancos emisores, que realizan la colocación en diversas plazas. Estas entidades más allá que tienen que ser reconocidas como del más alto nivel en los mercados internacionales, deben ser seleccionadas en base a la comisión que cobran por su gestión, ésta es, un porcentaje del monto colocado. Hasta el momento todo lo actuado solo se conoce por información que circula en corrillos financieros.

Se comenta que luego de la aprobación de emisión de la administración anterior, se hizo un proceso de competencia para la selección de bancos emisores, habrían sido seleccionados: Citigroup, HSBC y Morgan Stanley; éste último se habría retirado y reemplazado por Goldman Sachs, que seguía en orden de prelación en el concurso

Ya desde el año pasado era un secreto a voces entre los agentes del mercado financiero, que había una predisposición de incluir como emisores a dos bancos adicionales: JP Morgan Chase y Bank Of América. Luego de la aprobación de la emisión por la JGA actual, donde el monto se ha triplicado; los rumores se han intensificado. La pregunta es ¿hará la actual dirección de la petrolera estatal un concurso o los seleccionará a dedo? La salvaguarda de los intereses del estado exige un proceso de competencia con toda la transparencia debida. Corresponde al presidente de la empresa informar a la opinión pública la forma como procederán.

 
ESCANDALOSO INCREMENTO DE COSTO FINANCIERO EN PROYECTO REFINERIA TALARA

Escrito por: César Gutiérrez

Un de las cosas que se ha preciado desde la campaña electoral el endeble gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, es de contar con un equipo de tecnócratas de primer nivel, siendo su supuesta especialidad la economía y finanzas. Los hechos no están demostrando que en el manejo gubernamental son legos y están aprendiendo en el camino con enorme costo a las cuentas de las empresas estatales.

El ejemplo más elocuente es el caso de la estatal Petroperú, donde creyentes ingenuos que el manejo gerencial de una cervecería es similar al de una petrolera, han generado un irresponsable sobrecosto financiero en el Proyecto Modernización de Refinería Talara (PMRT).

La historia de esta barbaridad empieza el 31 de marzo del 2016, cuando en plena campaña electoral presidencial la administración de ese entonces, aprueba en Junta General de Accionistas (JGA) la emisión de bonos por 1,000 millones de dólares (MMUS$). Esto era de conocimiento público pues apareció en la Bolsa de Valores de Lima como “hecho de importancia”. La gente de este gobierno conocía el caso desde un principio.

Luego de una serie de vericuetos en los mercados financieros internacionales, el mes de junio del 2016 se presentó como propicio para una emisión y los tres bancos que ya habían sido seleccionados referían que podría haber una colocación a una tasa del orden de 5.5%. No se hizo nada y esperaron el ingreso de los ejecutivos cerveceros a la empresa, los que se han demorado siete largos meses en entender el tema y conseguir un acuerdo de JGA recién el 03 de marzo de este año.

En el transcurso del aprendizaje, la Federal Reserve System (FED), incrementó dos veces la tasa de interés: 0.25% el 17 de diciembre pasado y 0.25% adicionales el pasado día 15 de este mes. Este incremento de 0.5% del interés se ha trasladado a las operaciones crediticias. Así que el 5.5% de Junio pasado por lo menos se convertirá en 6.0%, los que aplicados a los 3,000 MMUS$ de emisión de bonos anunciados, significarán 15 MMUS$ corrientes adicionales anuales. Tomando la tasa de descuento del 9% anual, usada para evaluar el PMRT; esto significa que al cabo de 20 años se ha creado un sobrecosto financiero de 767 MMUS$; tremendo dispendio de aprendices.