Archive for December, 2016
Feliz Navidad y Prospero año nuevo

 
¿QUIÉN SE BENEFICIA CON REMATE DE DOE RUN?

Escrito por: César Gutiérrez

Los últimos días ha pasado desapercibido para la opinión pública, por la “saavedrización” de la agenda política, la actitud precipitada del gobierno de querer rematar la empresa Doe Run Perú SRL (DRP), titular de la operación del Complejo Metalúrgico de La Oroya y la Mina Cobriza, ubicados en la sierra central.

Genera una gran duda la valorización presentada que asciende a la suma de 211 millones de dólares, que representan aproximadamente el 30% del valor esperado en el mercado, teniendo en cuenta dos hechos: que no se está exigiendo al nuevo propietario los compromisos de remediación de los impactos ambientales existentes y que todo indica que se piensa desde el Ejecutivo hacer una flexibilización de los estándares de calidad ambiental (ECA)y de los límites máximos permisibles (LMP) de emisiones, que hoy se exigen en el sector minero-metalúrgico.

Si se lograse el objetivo del gobierno, expresado en la Junta de Acreedores (JA) por la representación del Ministerio de Energía y Minas, lo recaudado será una cifra magra para los trabajadores que son acreedores; para el ente tributario, Sunat y para el estado que tendría que aportar de la caja fiscal para efectuar las remediaciones, cuya cuantificación y reconocimiento como acreencia, le permite presidir la JA.

Pero no solo esto, sino que el gobierno en una visión miope, que es lo que benignamente quisiera creer, se olvida que no solo existe el proceso concursal que les está permitiendo vender, sino que hay dos procesos arbitrales en el Centro Internacional de Arbitraje de Inversiones (Ciadi) que se están llevando en París y uno en la Corte de St.Louis en el estado de Missouri, donde hay pretensiones muy superiores a lo que se piensa obtener con la venta, por parte de los demandantes, que van a revertir al final en el estado peruano.

En estas circunstancias el posible comprador tiene que ser alguna corporación que tenga la seguridad que el estado remediará impactos ambientales, que se relajarán los ECA y LMP y que ya tenga operaciones en Perú que extraigan concentrados que mejoren su valor en el mercado mezclándolos con la producción de Cobriza y por añadidura requieran de fundición y refinación. De allí mi legítima duda ¿a quién beneficia el remate de DRP?

 
LAS INEXPLICADAS CIFRAS DEL PROYECTO REFINERIA TALARA

Escrito por: César Gutiérrez

Más de cuatro meses de la gestión gubernamental de Pedro Pablo Kuczynski y el oscurantismo sigue signando el Proyecto de Modernización de Refinería Talara (PMRT). Se anuncian cifras del costo integral, de garantías necesarias y montos de financiamiento; sin que se conozcan los contratos de ingeniería y construcción y supervisión por lo menos. No es argumento que no se exhiben porque es un secreto comercial. Hay que recordarles a los funcionarios de Petroperú que hasta los contratos más complejos y de mayor monto, como son: el Gasoducto Sur Peruano y la Línea 2 del Metro de Lima, están publicados en el portal del conductor del proceso, en este caso Proinversión. La mala costumbre es contagiosa y el gobierno que se presenta como de tecnócratas y vestales, prefiere el secretismo.

Es importante que estemos claros lo que estamos asumiendo los peruanos, pues el pago íntegro del costo de construcción y financiamiento, lo asumiremos vía precio de los combustibles en los próximos 20 años por lo menos.

Un primer punto es conocer si se ha respetado el concepto original del contrato con el que se licitó el PMRT en el año 2010, que consistía en: desulfurizar diesel y gasolinas, ampliar capacidad y modernizar para procesar crudos pesados. Esto viene a colación porque interpretando lo referido por los funcionarios de la petrolera y lo que se muestra en su portal, todo indica que se mantendrá intacta la refinería actual de 65 mil barriles diarios (MBD) y se está construyendo una nueva de 95 MBD. Si esto es así, la pregunta es: ¿cuál es la legalidad del cambio del contrato licitado? Allí estará la respuesta al monto que se ha reconocido en presentación en la Comisión de Energía del Congreso, el pasado 30 de noviembre, que asciende por el momento a 4,782 millones de dólares (MMUS$), dejando una interrogante sobre la evolución de esta cifra en el futuro.

Otro tema que llama la atención es que corre el rumor que los servicios auxiliares que se programaron tercerizar y que tienen un costo de 815 MUS$, los asumirá el contratista Técnicas Reunidas, incrementando su contrato en esa cifra y por ende las necesidades de financiamiento de Petroperú.

Mientras no se esclarezcan estos temas todas las suspicacias serán válidas.