Archive for November, 2016
EL COSTO BURSATIL DE ANUNCIOS GUBERNAMENTALES DESATINADOS

Escrito por: César Gutiérrez

A fines del feriado largo de la semana antepasada, con el anuncio del retiro de la estadounidense Sempra de la adquisición del 50% del accionariado que posee Odebrecht Latinvest en la concesión del llamado Gasoducto Sur Peruano; el Presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski; su vicepresidenta, Mercedes Araoz; su Ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne y su Ministro de Energía y Minas, Gonzalo Tamayo; hicieron declaraciones donde daban por entendido que se cancelaba el contrato de concesión, se anunciaba el lanzamiento de un nuevo proceso en tiempo record y cambios en las condiciones contractuales para la nueva licitación. Me referí al voluntarismo inoportuno con el que hacían afirmaciones y no hubo oportunidad de hacerlo respecto al impacto bursátil en las empresas que conforman el consorcio.

banner-2016La principal afectada ha sido Graña y Montero SAA (GMSAA), cuya capitalización descendió en 5 días en 211 millones de dólares. Al día 16 de este mes la acción se valorizaba en 5.59 soles, y se mantuvo en ese valor hasta el día 21 por el cierre de operaciones de la Bolsa de Valores de Lima por el feriado, desde allí hasta el viernes 25, la acción descendió hasta 4.50 soles, es decir que hubo una caída acumulada del 19.5%.

Lo ocurrido ha comprometido seriamente a la empresa cuyo valor en bolsa es de 871 millones de dólares (MMUS$), pero que de darse la caducidad de la concesión, significaría perder los 215 MMUS$ que pagó para adquirir el 20% de participación en el consorcio, 70 MMUS$ por lo que le corresponde en la carta fianza de fiel cumplimiento y 60 millones por su parte en la deuda que se adquirió al tomar un crédito puente para el avance de obra y que hoy los bancos reclaman el pago. Es decir que la pérdida ascendería a 345 MMUS$ que significan el 40% del valor de la empresa. GMSAA haciendo un esfuerzo por detener la caída ha enviado a fines de la semana pasada una carta resaltada como hecho de importancia, diciendo que de darse por concluida la concesión le corresponde al menos la devolución del 72% de lo invertido que tendría que pagarlo el estado de la caja fiscal, según contrato.

Grave problema generado por la incontinencia verbal de los voceros del gobierno que no conocen la mesura.

 
EXPORTACION DE GAS BOLIVIANO: LA CREDIBILIDAD EN TELA DE JUICIO

Escrito por: César Gutiérrez

evoEn lo últimos días ha ocupado nuevamente espacio en la prensa internacional, la noticia de los incumplimientos de suministro de gas natural desde Bolivia, aducidos por la estatal argentina Enarsa, a raíz del cobro de una penalidad por parte de ésta última. El problema data de mayo pasado y la realidad fue que el abastecimiento argentino tuvo que ser cubierto con importaciones desde Chile, país que a su vez lo importa como gas natural licuado y lo regasifica en plantas que tiene en las regiones de Antofagasta y Valparaíso.

La versión boliviana, sostenida por el Ministro de Hidrocarburos, es que están en capacidad de atender la exportación tanto a Brasil como Argentina, sin dificultades. Ante un hecho concreto, que durante el período comprendido entre mayo y agosto de este año, Argentina se haya visto en la necesidad de importar desde Chile, deja dudas de las afirmaciones del Ministro.

La gran interrogante es ¿qué certeza tienen Brasil y Argentina, importadores de gas natural desde Bolivia, que no ocurran problemas futuros en el abastecimiento? Lamentablemente ninguna. El tema de fondo es que en regímenes políticos donde se practican nacionalizaciones de recursos y/o se abastece el mercado interno a precios subsidiados, ocurren tres cosas: la demanda interna crece significativamente, no se invierte lo suficiente en exploración y ampliación de capacidad de producción y las estadísticas oficiales pierden credibilidad; que es lo que está ocurriendo con la industria del gas en Bolivia.

 
INDISPENSABLE DESLINDE DE SUSPICACIAS DEL PROYECTO REFINERÍA TALARA

Escrito por: César Gutiérrez

Dos nuevos hechos relevantes para el Proyecto de Modernización de Refinería Talara (PMRT) han sucedido en el pasado mes de octubre: ha sido incluido dentro de los proyectos que investigará el Congreso de la República y se ha formado gobierno en España, con lo cual queda expedita la vía para ejercer una garantía de crédito de exportación de la agencia estatal Cesce, con lo que se cubriría unos 1,400 millones de dólares (MMUS$) del financiamiento requerido.

banner01112016Las críticas sobre el PMRT se han acentuado en la presente gestión del Presidente de Petroperú, Augusto Baertl, quien ha dado a la prensa unas serie de declaraciones desafortunadas; desde el costo total del proyecto, que según el portal de la empresa ascendería a 4,600 MMUS$ y que ahora se refiere en 4,800 MMUS$; hasta la necesidad de financiamiento total que hasta inicios de agosto se anunciaba en 2,400 MMUS$ y que ahora se menciona que ascenderá a 3,000 MMUS$. Cuando hablamos de miles y cientos de millones de dólares en una empresa de propiedad estatal no se pueden hacer anuncios con tamaña desprolijidad.

Hay defensores a ultranza con convencimiento ideológico de lo que se viene haciendo con una ligereza supina; también hay los fustigadores que tratan el tema bajo el credo que no deben existir empresas estatales. Me ubico entre los que necesitamos ver con absoluta transparencia acuerdos contractuales y cifras, para tomar una posición, pues si de algo soy severo y reiterativo crítico es del oscurantismo que se viene manejando desde hace 5 años, bajo el pretexto de confidencialidades que en un proyecto estatal no pueden existir. Incluyo en la crítica a la Contraloría General de la República (CGR) que viene guardando un mutismo inexplicable, que de haber actos indebidos, la convertirán en cómplice.

La Comisión Investigadora del Congreso deberá actuar con profesionalismo y despejar todas las suspicacias que hoy existen y llamar a declarar a todos los que hemos tenido que ver con el PMRT desde el año 2006: presidentes de la empresa, gerentes generales, gerentes del proyecto, asesores institucionales y representantes de todos los contratantes. Esa será la única manera que quede meridianamente claro lo que se viene haciendo y su pertinencia