Archive for November, 2013
DESPUES DE LA TORMENTA

Escrito por: Ricardo Vásquez Kunze

UNO. Nadine Heredia se consolida como la gran ganadora del affaire López Meneses. La crisis política se llevó de encuentro varios poderes paralelos, menos el suyo, que es el principal. Como esposa de quien formalmente lleva las insignias del mando supremo, su poder espurio se ha consolidado, pues la gravedad de la crisis política dio una oportunidad de oro a los institucionalistas para ponerla en su sitio al estar su consorte contra la espada y la pared. No ha sucedido así porque nadie ha tenido la fuerza o el interés para liderar esa empresa. El gabinete de la “luz verde”, o sea el suyo, sigue siendo el mismo y goza de muy buena salud. Lo que quiere decir que a la doña no la mueve nadie ni nada hasta el 2016.

NADINEHDOS. César Villanueva, el presidente del Consejo de Ministros, ha dicho en su investidura ante el Congreso que ha venido “a cambiarle la cara” a la PCM. Nunca un premier ha sido tan certero y honesto con sus posibilidades. Porque, en efecto, eso es el señor Villanueva: un cambio de cara. Se fue la de Jiménez Mayor rumbo a Washington, a la Embajada del Perú en la OEA, y llegó la del señor Villanueva. Su función en el teatro de la política es la de un unipersonal. No tiene ninguna fuerza propia. Se representa a sí mismo en un gabinete heredado en cuya elección él no ha tenido nada que ver.

Tuvo su oportunidad para demostrar el liderazgo que se le exigía cuando la crisis le abrió la puerta para poner a unos cuantos ministros de su confianza pero, simplemente, no pudo. Por eso es tan gracioso escuchar a algunos colegas míos que, luego de algunas llamadas telefónicas del interesado y de los jerifes de los gremios empresariales, consideran que Villanueva tiene toda la “intención” de no ser un premier de paja. La política se analiza en base a hechos, no a intenciones. Los hechos mandan y nos dicen que: ¿Cuántos son los hombres de Villanueva en el Consejo? ¿A cuántos podrá poner cuando no pudo hacerlo en su mejor momento? Bueno, ahí tienen su respuesta. Ahora bien, que con premieres de paja la economía siga creciendo y los bolsillos engordando, ese es otro cantar.

TRES. A diferencia de lo que dicen muchos amigos de derecha, la elección del único ministro nuevo, impuesto por las circunstancias de la crisis, es políticamente buena. Buena para el Gobierno, se entiende. No para la seguridad pública de la que Walter Albán no sabe ni aporta absolutamente nada. Poco importa eso a estas alturas del partido, pues la cosa no se va a arreglar en los dos años y medio que le quedan al Gobierno.

Lo que importa, sí, es que Albán le proporciona aliados de los poderes fácticos invalorables. En efecto, las redes sociales, las ONG de los “plantones” y la “opinología” de los que generan corrientes en los medios están dominadas por esos a los que se les suele colgar el sambenito de “caviares”, “progresía” “rojimios” y cuanto hay. Son poderosos porque están articulados en una estrecha argolla de intereses ideológicos blandos pero, sobre todo, crematísticos. O sea la plata, pues. Consultorías y asesorías estarán a la vuelta de la esquina en el Mininter. Tenerlos a su favor con uno de los suyos en el ministerio más explosivo del régimen es un lujo que cerrará bocas o las abrirá siempre para coludirse con la honestidad y buenas intenciones del señor ministro. Sin duda, un alivio para el Gobierno.

CUATRO. A excepción del aprismo y el fujimorismo, por las razones que fuere, la oposición ha demostrado que está en la calle. No tienen confianza, aunque se la dan, sino “esperanza” en el gabinete. Esperanza en el mismo gabinete del que pedían el relevo con su jefe a la cabeza no hace ni un mes. O sea, una burla al país y a la inteligencia. En la próxima tempestad, ellos sí que no tienen esperanza.

 
MASIFICANDO EL GAS DISTORSIONANDO EL MERCADO

Escrito por: César Gutiérrez.

33001991Las afirmaciones irresponsables del proselitismo electoral devienen en un gobierno en dos posibilidades: se incumplen o se cumplen a cualquier costo. Aserto válido universalmente que lo está poniendo en práctica el autotitulado gobierno familiar del matrimonio Heredia-Humala.

Una de las promesas fue la masificación del gas natural (GN) y para honrar la palabra, recientemente se ha otorgado la concesión de distribución por redes, abastecidas con gas natural licuado transportado desde la sureña planta de Pampa Melchorita y regasificado en cada una de las siete regiones involucradas, cuatro en el norte: Ancash, Lambayeque, La Libertad y Cajamarca y tres en el suroeste: Arequipa, Moquegua y Tacna. Este hecho ha sido materia de un gran despliegue mediático gubernamental. Yo discrepo, pienso que hay más que lamentar que celebrar.

El tema de fondo es la distorsión al introducir un precio diferenciado del GN para los operadores, favorable a los concesionarios y anticompetitiva para los otros, que llamo independientes. Los segundos adquirirán la molécula del energético 119% más cara que los que ganaron la concesión. Este hecho en un país que se precia de respetar las reglas del libre mercado es inadmisible. Hoy en Lima, el concesionario Cálidda, recibe el GN al mismo precio que cualquier empresa que se dedique a comprimirlo o que tenga proyectos de licuarlo. Hay evidentemente descuentos por volumen, pero eso no conlleva a una diferencia del orden mencionado.

Lo peor de todo es que la salida al intríngulis creado no es tan sencilla como la de nivelar precios a la baja, el suministrador de gas licuado, Perú LNG, de la angloholandesa Shell, daría el grito al cielo con toda razón, pues habría una avalancha de pedidos que le restaría volúmenes destinados a la exportación. Salidas hay, pero no serán de fácil estructuración. Moraleja, cuando una promesa ha sido demagógica mejor dejarla para el olvido a pesar de la crítica.

 
FELICITEMONOS POR NO PERMITIR AL “HUMALISMO” ADQUIRIR RELAPASA

Escrito por: César Gutiérrez.

Ha quedado clarísimo que no había interesados en comprar ese pesado negocio llamado Refineria La Pampilla SA (Relapasa), de propiedad mayoritaria de Repsol Perú, subsidiaria de la española del mismo nombre. Pagar cientos de millones para hacerse de una cadena de estaciones, pero cargándose a cuestas una refinería para producir combustibles, con cerca de 800 millones de dólares de deuda, más una obligación de inversión por 1,000 millones de dólares, para disminuir la cantidad de azufre en el diesel que producen, era una tarea para ingenuos asesorados por irresponsables, que fue el caso al que quisieron llevar al estado peruano, pretendiendo que se adquiriese a precio mayúsculo, la mencionada empresa para que sus activos pasaran a la estatal Petroperú.

RELAPASAMuchas fábulas se contaron en los corrillos económicos y financieros, sobre la avidez de más de un grupo por hacerse de la empresa referida. El único que se prestó al juego con una candidez supina fue el estado a través de Petroperú, que sin acuerdo de directorio y menos de la junta general de accionistas, lanzo una oferta a hurtadillas a Repsol Perú. Lo correcto era proponer una oferta pública de adquisición (OPA) para expresar su interés de hacerse de un paquete mayoritario de acciones. El Supervisor del Mercado de Valores (SMV) se hizo de la vista gorda, cuando una sanción ejemplar debió caer en Petroperú y Relapasa. Solo la Bolsa de Valores de Lima (BVL) coloco tímidamente en su portal el hecho de importancia.

La oposición a la voluntad gubernamental de querer tener un activo más, sabe Dios con qué fin, provino de los profesionales independientes, continuada por los gremios empresariales y cuando la ola estaba en su apogeo, los políticos de oficio salieron a manifestar su desacuerdo con la pretensión del “humalismo”

Queda como experiencia que la mirada aguda e informada debe estar dirigida a este gobierno a tiempo completo, pues la vocación dispendiosa está internalizada en la familia gobernante. Ahora lo más cercano que tenemos es el caso de la modernización de la Refineria de Talara de propiedad de Petroperú, si las cosas no se hacen bien y de manera transparente, hecho que no está ocurriendo al no hacer público los gastos incurridos en este proyecto en los últimos siete años, se pueden crear deudas irracionales avaladas por el fisco peruano, que pueden ser un lastre para los próximos 20 años. Hay que cuidar por el bien de la empresa y del pais, que los beneficios no solo sea para los constructores y los banqueros.