Archive for May, 2013
AFFAIRE TOLEDO: BANCOS DEBEN ACLARAR

Escrito por:  César Gutiérrez.

Las intervenciones públicas de Alejandro Toledo sobre el affaire inmobiliario de su suegra no han convencido en absoluto,  demasiadas contradicciones sin haber sido exigido demasiado en las entrevistas dada selectivamente a determinados periodistas, que en otras ocasiones se comportan como duros fiscales, pero que en esta oportunidad se pusieron guante de seda.

328-jp-morgan1De todo lo dicho lo que más me sorprende es que nadie haya hurgado en el tema bancario, más aún,  cuando el Perú es signatario de buena cantidad de acuerdos internacionales contra lavados de activos. Por ello creo imperioso que los bancos que han sido mencionados aclaren un conjunto de hechos que han sido referidos por el ex – presidente.

Empecemos con los bancos locales, poniendo en primera fila al Banco de Crédito del Perú (BCP). Ha mencionado el vendedor de la casa de Casuarinas que recibió un pago en cheque de gerencia por 300 mil dólares emitido por el BCP. Pregunto ¿fue emitido desde la cuenta de un titular de la misma de esa entidad o fue adquirido con dinero efectivo? En ambos casos, las preguntas son obvias: ¿quién el titular de la cuenta? O ¿Quién adquirió el cheque de gerencia en efectivo?

Siguiendo con los bancos domiciliados en Perú, el Scotiabank debería decir ¿cuál es el programa inmobiliario para darle un crédito a una señora de 85 años con cinco años de gracia? ¿Se llamará acaso pensión 85? Si existe tal beneficio sería bueno difundirlo para todos nuestros adultos mayores. Aquí la Superintendencia de Banca y Seguros debería ayudar con la promoción.

Pasemos revista a la banca internacional, la remisión de US $ 3´297,681 para adquirir la casa de Casuarinas, según se señala, se hizo desde el JP Morgan, cuyos funcionarios deberían responder ¿actuaron de banco corresponsal? En caso hubiese sido así, debería señalar el nombre del titular  la cuenta giradora y la plaza de la misma. Alternativamente puede haber sido desde una cuenta del mismo banco ¿quién es él? Las mismas preguntas traslado al The Bank of New York, por los US $ 152,000 enviados desde allí al ya célebre vendedor del exclusivo barrio limeño. 

Señores de los bancos: muestren documentos por la tranquilidad de todos, de lo contrario su credibilidad está mellada y el mundo lo sabrá.

 
HAPPY BIRTHDAY, MRS. PRESIDENT!

Escrito por: Ricardo Vásquez Kunze

Señor Presidente –dijo Triveño-Trivelli–, en la historia del show business ningún hombre ha tenido tanta importancia… Señor Presidente, aunque se haya hecho esperar, ¡Ricardo Vásquez Kunze!”

kunzeEn mi sueño yo era como Marilyn Monroe, pero pesaba cien kilos de puro músculo con la testosterona saliéndome por los oídos, con el cuerpo y la cara de Vin Diesel. Me encontraba en una suerte de Madison Square Garden que pronto descubrí que no estaba en Nueva York sino en Jesús María, un viernes por la noche, 24 de mayo exacto, con todos los hostales llenos de amantes excitados por el afrodisíaco olor de los anticuchos y las salchipapas callejeras.
Mientras tanto alguien me cosía un terno blanco al cuerpo que, dada mi espectacular corpulencia, estaba a punto de reventar. El problema era que entre el terno y yo no había más que un hombre desnudo porque ni camisa tenía apenas una pechera con corbatita michi incluida para guardar las apariencias. No sé si era para darme ánimos por la importancia de la efeméride, pero en mi sueño tenía el aliento a Dom Pérignon que, amigos emergentes, no es ningún capo mafioso. Por la ansiedad, supongo, me atiborraba de unos caramelos servidos en una fuentecita de plata que decían viagra y xanax. La verdad era que mi cabeza estaba en otra parte y ya había olvidado el porqué estaba allí hasta que recordé que era un cumpleaños y que el regalo era yo.
Afuera las masas rugían histéricas. Pregunté por qué. Porque todas son mujeres, me respondió algún machista hijo de puta. ¿Mujeres? Sí, la Asociación de Mujeres del Perú. ¿Del Perú? Sí, del Perú y balnearios, o dónde creías que estabas, ¿en Tiffanys? Cómo, dije yo confundiendo la noche con el día, no hay desayuno con diamantes. Paga ti no, me dijo una bruja con chasca colorada que vociferaba a grito pelado que los diamantes eran la herencia de su madre, doña Ecoteva de Amberes y de la Costa Rica, y que “un panzón maléfico jamás vencerá a mi cholo”.
Esto es demasiado, estoy alucinando, algo me han dado. Entonces apareció un pelado que dijo apellidarse igualito que Bill Gates y que asesoraba a no sé quién de algún Palacio. Mira, flaquito, ya sabemos con quién andas y con quién te acuestas, así que apúrate nomás en salir a hacer tu show o te voy a hacer una oferta que no podrás rehusar. Cuál, dije yo recordando haber visto esa película. Ves este “chupón”, me dijo el pelado con el apellido de Gates. A que no adivinas a dónde te lo vamos a meter si no te apuras. Mis músculos empezaron a convulsionar mientras el terno cosido al cuerpo estaba a punto de estallar.
Así no va a salir nunca, mira cómo lo has asustado, dijo la maestra de ceremonias que era igualita a Ana Jara. Todo va a estar bien, todo va a estar bien, remató para darme ánimos, mientras afuera las mujeres ya no aguantaban más. Había llegado la hora. A Ana Jara la había reemplazado en la animación Carolina Triveño o Gladys Trivelli, qué más dan los nombres de las teloneras. “Señor Presidente –dijo Triveño-Trivelli–, aunque se haya hecho esperar, ¡Ricardo Vásquez Kunze!”.
Y entonces aparecí yo seguido de un haz de luz. Caminaba en puntitas porque el terno reventaba. Con la mano en la frente escudriñaba al público mientras recordé que el cumpleaños era del Presidente. Ahí estaba, pero le había ocurrido una gran transformación. No era un él, era una ella. ¿En qué momento se hizo el cambio de sexo? Anyway. Profesionalismo ante todo y… Ha-ppy-Birth-day-to-you….
Viagra, mujeres y plaf, el terno cosido al cuerpo salió volando dejándome calato. Qué más podía decir sino: ¡Viva la transparencia! ¡Investíguenme todo lo que quieran! ¡Aquí estoy para dar la “cara”! ¡Yo sí que soy un cholo sano y sagrado! Las mujeres deliraban y la presidente aplaudía y yo feliz de haber realizado el sueño de mi vida: Ser striptisero de una torta de cumpleaños.

 
BULLYNG DE ENFRIAMIENTO

Escrito por: José Salardi

Durante los últimos días, y alineado con el clima, llovieron una serie de pronósticos poco alentadores con relación al devenir del crecimiento económico para este año. Algunos analistas consideraron que la producción no saldría de una franja entre 3 % y 4 % y se tomó como eje y ancla de esta proyección el resultado registrado en marzo.

economia_peruInclusive, hasta el propio CEO del Holding Credicorp manifestó que “estábamos dando como país, señales de enfriamiento económico por un freno de la inversión local y un deterioro de su comercio, que podrían complicarse ante la pérdida de confianza empresarial por recientes acciones del Gobierno que van en contra del mercado”.

Es decir, las palabras  enfriamiento y desaceleración fueron las que más sonaron en las últimas dos semanas. Sin embargo, como una golondrina no hace verano, el gobierno ha tratado de revertir estas señales negativas que mellan la confianza.

Primero el BCR, si bien ha reducido ligeramente su expectativa de crecimiento del 2013, de 6.3 % a 5.9 %, ha señalado que al menos en abril se habría reportado un repunte en el PBI superior al 7 %, en momentos en los que el INEI confirmó que en el primer trimestre de este año, tuvimos un avance del 4.8 %, que apareció como la tasa trimestral interanual más baja desde el último trimestre del 2009, cuando se estaba lidiando con la crisis financiera global.

Peor, la respuesta del gobierno, vino desde muchos frentes. Tuvimos al ministro de Transporte vaticinando que hasta el 2016 habría una lluvia de inversiones en su sector, con niveles de US$ 20 mil millones y lo mismo refrendó el titular del MEF al precisar que tenemos una cartera de proyectos de Asociaciones Público Privadas por más de US$ 13,500 millones.

Inclusive, el ministro Castilla acaba de divulgar que el Ejecutivo se encuentra elaborando un conjunto de medidas para agilizar los trámites y atraer un mayor volumen de inversiones al país, a fin de contribuir a mantener un nivel de crecimiento óptimo con una perspectiva de largo plazo y de paso se buscará demostrar que a pesar de los problemas externos, el Perú continúa creciendo y generando empleo.

Toda esta reacción e iniciativas, demuestran que el gobierno habría comprendido el tremendo daño que se generó en la confianza empresarial al intentar aventuras como la de la compra de Repsol. Ese efecto, sin duda le costará algunas décimas al crecimiento de la producción de este año y debe servir de claro ejemplo, de que no se pueden reiterar este tipo de aventuras atemporales en materia económica, porque el impacto es directo y nocivo y se debe tener muy presente que el poder retomar una tasa de crecimiento productivo alta depende directamente de las decisiones que tome el gobierno en lo sucesivo.

Si bien la economía mundial está en un año de tensa calma, igual ello no ha impedido que la caída de los precios de los commodities nos haya perjudicado. Las exportaciones ya reportan el efecto y dejan nuevamente sobre el tapete la necesidad que tenemos aún de dejar de ser muy dependientes del componente tradicional dentro de nuestra oferta exportable (el famoso peso de 70/30 de lo tradicional en relación a lo no tradicional ya es un componente que se mantiene por décadas).

Así las cosas, queda claro que la inversión es un factor que no debe parar y debe fluir cada vez en mayor magnitud. Pensar que al dinámica del mercado interno por sí sola, será el soporte del crecimiento, es algo errado, porque lo único que permitirá sostener la generación de empleo y las posibilidades de un mayor consumo, será la puesto en marcha de nuevos proyectos. Si este ámbito realmente se enfría, entonces las consecuencias no se demoran en ser sentidas por la economía en su conjunto y comienza a generar hasta complicaciones financieras a nivel de agentes económicos y de empresas. Esa es la cadena que hay que evitar y ello depende exclusivamente del gobierno. Ya sabemos que hay miles de millones en proyectos por colocar y gestionar. ¿Estará el gobierno a la altura de este reto?