Archive for September, 2012
EL CUENTO DEL ETANO: NUNCA SE PIERDE LO QUE SE TIENE

Escrito por:  Cesar Bedon Rocha

Confieso que le sigo dando vueltas a como poder traducir, a la luz de la ciencia económica, pero con palabras sencillas, lo que nuestro Ministro de Energía y Minas dijo al presentarse ante el pleno del Congreso de la República el 6 del presente. En dicha ocasión afirmó como un hecho tangible que “El Perú pierde unos 220 millones de dólares al año al no aprovechar el etano que contiene el gas de Camisea y que, pese a llegar a la costa, se quema allí desperdiciándose el recurso, lo que significa que desde 2004 a la fecha el país ya perdió US$ 1700 millones”(1) . Agregó que “Hoy traemos el gas natural hasta Chilca en la costa, que tiene un alto contenido de etano, 10% según los reportes. Sin embargo, allí se quema 100 millones de pies cúbicos diarios de etano, que equivale a 600 mil dólares diarios.”

En cualquier clase de economía básica se enseña un término fundamental denominado “Coste de Oportunidad”, que básicamente se refiere a aquello de lo que una persona se priva o renuncia cuando hace una elección o toma una decisión. Supongo que a esto se ha querido referir el Sr. Ministro, o quienes lo asesoran. Es decir que, por no haber tenido una planta separadora de Etano, este importante combustible se quema junto con el Metano y por eso la pérdida pues, si lo tuviéramos separado, este tendría un mejor precio.

Aún así, todavía la explicación no es clara. Y me temo que no llegue a serlo, a pesar del enorme rebote que tiene en medios una declaración de este tipo.

El viejo texto “Curso de Economía Moderna” (1967) de Paul A. Samuelson, con el que nos hemos formado la mayor parte de los economistas de Latinoamérica y quizá del mundo, señala “Para los economistas, algunos de los costes más importantes que se derivan de hacer una cosa en lugar de otra son las  oportunidades que se han perdido al dedicarse a esa actividad y prescindir de otras”. Samuelson da como ejemplo a Robinson Crusoe “Aunque no paga dinero a nadie, el coste de recoger frambuesas puede interpretarse como la cantidad de fresas que ha invertido en la búsqueda de frambuesas”.

Pero, Robinson Crusoe tenía a la mano fresas y frambuesas, y podía optar por recoger unas u otras en su labor diaria; esto no es lo que sucede con el Etano y Metano que conforman mayoritariamente el gas natural. Sólo tenemos gas natural (90% Metano y 10% Etano); y no lo tenemos separado.

Por eso que hacer cálculos de supuestas “pérdidas” que alcanzarían los 1,700 (un mil setecientos) millones de USD en los últimos ocho años por haber quemado Etano junto con el Metano, no me parece un análisis acertado. No es un cálculo económico, por decir lo mínimo. Supongo que lo que se quiere es llamar la atención acerca de cuan ignorantes somos los peruanos como para perder tanto dinero a lo largo del tiempo y no hacer nada, y así apurar a los Srs. Congresistas para que aprueben un proyecto de Ley que se les ha remitido con carácter de urgente y que no cuenta siquiera con un perfil económico.

Pero, vayamos un poco más allá.

El cálculo presentado al Congreso es burdo porque:

1.Parte erróneamente de considerar que “el gas extraído en Camisea está llegando a volúmenes de casi 1,600 millones de pies cúbicos por día (2), conforme señala el Vice Ministro de Energía . De acuerdo con información de Perupetro S.A., la producción fiscalizada promedio en la Selva durante el período enero/agosto 2012 fue de 1,139 millones de pies cúbicos por día. Es decir, la información ministerial señala un 40.5% más que la producción fiscalizada. Esta producción es la que verdaderamente contaría para los cálculos oficiales en tanto la ampliación del ducto de TGP continúe paralizada. Es decir, podemos extraer en Camisea pero al no poder transportar a Pisco se tiene que reinyectar.

2.Peor aún, la aritmética ministerial extiende su cálculo para el período 2004-2012, asumiendo igualmente que la disponibilidad de gas natural ha sido siempre de 1,600 millones de pies cúbicos diarios. La información correcta es que en este lapso la producción promedio ha sido de 423 millones de pies cúbicos diarios. Es decir, se hacen cálculos tremendistas, considerando casi 4 veces la producción real puesta a disposición.

3.Se omite señalar que retirar 6% del volumen de Etano del gas natural implica, como es lógico, tener que compensar dicho volumen a través de una mayor demanda de gas natural. Es decir, necesitamos más volumen de gas natural para atender la misma demanda volumétrica de los clientes actuales. Y esto aplica para todos los consumidores ya sea en la cocina doméstica, en la industria, en la generación eléctrica o en el GNV. Si con el volumen actual disponible no se puede atender todos los requerimientos nacionales, veamos qué pasará cuando tengamos menos volumen.

4.Pero, un factor que tampoco considera el cálculo ministerial es que el Etano tiene 76.4% más poder calorífico que el Metano (3) . Las compras de gas natural, así como el diseño de las tuberías, se hacen en función al poder calorífico que éste contiene. De esta manera los consumidores actuales tendrán que comprar más volumen para conseguir el mismo poder calorífico que antes de retirarle el Etano. De acuerdo con mis cálculos, que espero corrija el MINEM, los consumidores tendrán que comprar 4.5% más volumen de gas natural (4% de Etano), para conseguir el mismo poder calorífico que cuando lo adquirían con 10% de Etano. En otras palabras, el precio subiría 4.5%, lo que implica un mayor egreso de 59.9 millones de USD anuales (a precios actuales del gas natural de 2.97 USD/MMBTU y un volumen de 1,139 millones de pies cúbicos diarios).

5.El Etano tiene un mayor octanaje que la gasolina; es por ello que se le puede utilizar en mezcla con la gasolina para elevar su octanaje. Uno de los usos del gas natural en el Perú viene dado por su aplicación como gas natural vehicular (GNV), el mismo que sería afectado con un menor octanaje que el actualmente ofrecido. O sea, como consecuencia del retiro del Etano habrá un mayor precio pagado y un menor octanaje recibido. ¿Cálculos?

6.Agreguemos que, como resulta obvio, el precio del gas natural, que no es un commodity, es bonificado según el contenido de Etano que contenga; aritmética simple. Si el comprador recibe gas natural rico en Etano, pagará un mejor precio que si no lo es. Si se reduce el contenido de Etano, el precio de exportación recibido será menor, las regalías menores y el impuesto a la renta igualmente menor.

7.Pero, lo más grosero de los supuestos ahorros calculados por el Ministerio de Energía y Minas y manifestados ante el Congreso, es el no decir que para no perder los 220 millones de USD anuales que señalan, debemos efectuar multi millonarias inversiones, calculadas inicialmente en 10,000 millones de USD para construir el polo petroquímico (que incluye la planta separadora de Etano en Pisco, más el ducto desde Pisco a Ilo o Matarani y la planta petroquímica de Etano).

Para un análisis serio tengamos en cuenta que no hay pérdida sobre algo que no existe; ni contable, ni económica; lo demás suena a cuento.

 
HACIA EL CUARTO GABINETE HUMALISTA‏

Escrito por:  Cesar Gutiérrez.
 
Los gabinetes de la era Humalista han resultado más efímeros de lo que un político en sueños febriles se puede imaginar. Casi catorce meses de gestión y ya han habido  tres titulares del premierato, con su respectivo relevo de ministros y se están dando condiciones para anunciar un cuarto Presidente del Consejo de Ministros, pues el actual Juan Jiménez Mayor, ha devenido en inoperante en todos los ámbitos e indecorosamente opacado por la gobernante de facto, la señora Nadine Heredia.

Ya nadie tiene la menor duda que la dama, ejerce el gobierno. Visión que no solo es nacional sino internacional, donde los círculos de poder regional como Brasil o global como los Estados Unidos, la invitan. Sentido práctico del ejercicio del poder: ¿para que hablar con la autoridad formal, si se puede hacer con la real? Por supuesto que será negado en todos los idiomas por invitada, esposo y convocantes, pero no hay que ser zahorí para sacar conclusiones.

En este contexto con: huelgas constantes de médicos y maestros; inseguridad ciudadana y en las zonas de selva alta donde el narcoterrorismo campea e impide el avance de importantes obras, como la ampliación del gasoducto y poliducto existentes; magra ejecución de obras públicas por incompetencia del gobierno nacional; inmovilismo en el otorgamiento de concesiones por un Proinversión que exhibe su nivel más bajo de gestión en toda su existencia e inacción en el ministerio de energía y minas donde se concentran la mayor cantidad de inversión; tenemos a un premier que no tiene mejor cosa que hacer que nombrar un grupo consultivo, cuando lo que necesita es gente que haga cosas antes que recomiende lo que se debe hacer. No hay discusión válida, el señor Jiménez está demás, ya requiere un relevo, nadie lo toma en cuenta.

Es hora que la señora Heredia convoque con carácter de urgencia a un líder con equipo de trabajo incorporado, que se convierta en un motor de las construcciones donde haya botella de champagne que romper. No más discurso, ni lanzamiento de programas, la evaluación de la gestión se hará por la cantidad de cemento, fierro y vidrios que se convierta en obra física inaugurada. Si logran entender esto, podrán parar la caída que los está llevando “cuesta abajo en la rodada”.

 
AYAYERISMO VILLARAN

Escrito por: César Campos R.

Como estamos en el Perú – país de las polarizaciones, del blanco o  negro  exaltado como  autenticidad en vez de ponderación – debo recordar en principio que soy opuesto al pedido de revocatoria contra la alcaldesa de Lima, Susana Villarán de la Puente. Así lo manifesté en esta columna, a primera hora y evitando el fervor de sus promotores pese a ser muy crítico de los pasos iniciales de la burgomaestre, señalando que ese procedimiento constituía una medida equivocada, precipitada y malintencionada (EXPRESO, 30 de diciembre 2011).

Creo que el tiempo me ha dado la razón en lo relativo a demostrar que un mecanismo de apariencia democrática inapelable puede resultar origen de caprichosas arbitrariedades. Los errores y la mala leche de la administración edil Villarán durante los primeros meses de su gobierno limeño, no justifican activar un recurso de esa índole llamado a usarse cuando el despelote de la gestión es visible y extremo.

Hasta ese punto, mi desacuerdo con la pretensión revocante. Sin embargo, repudio con la misma convicción al entorno ayayero de la alcaldesa que desde cierta prensa y las calles intenta parapetarla de la convocatoria a una consulta popular, aduciendo que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) adopta una actitud sospechosa por ordenar la revisión de las firmas en algunos planillones impugnados y favorables  a sacar as Villarán de su cargo.
Los seguidores de la lideresa de Fuerza Social se han constituido la semana pasada ante la puerta del JNE expresando su “protesta pacífica” por la decisión del máximo órgano de jurisdicción electoral. Acusaron a algunos de sus miembros de “apristas” coludidos con el ex alcalde Luis Castañeda Lossio para “desprestigiar” a Villarán y portaron carteles insultando al mismo jurado.
Ello me recuerda a la propia Villarán encabezando un “plantón” frente a la sede del JNE en octubre del 2010, aduciendo que esa institución cocinaba un “fraude” contra su elección. No faltaron por supuesto quienes desde esa trinchera compararon el accionar del jurado con el que operaba en la época de la re reelección de Alberto Fujimori, controlado por Vladimiro Montesinos. Sandeces de esa naturaleza se gritaban en la calle La Colmena de Lima ante la ancha sonrisa de quien al poco tiempo recibiría el agreement del sistema electoral para que ocupe el sillón de Pizarro.
Con una democracia recuperada a punta de esfuerzo y criterio, no se puede jugar. Poner en duda la transparencia e independencia del JNE – por más que se discrepe de algunas de sus decisiones, sobre todo las provenientes de la enmarañada legislación – es un juego totalitario y perverso. El ayayerismo Villarán juega, desde todos los frentes, a demostrar que la alcaldesa es impoluta de cuestionamientos y reclamos. Ese ayayerismo actúa igual a Elena Iparraguirre defendiendo a su marido, Abimael Guzmán, la noche de su captura el 12 de septiembre de 1992.
Auguro que la dichosa revocatoria a la alcaldesa de Lima será un fiasco. Pero llamo la atención sobre la actitud de los seguidores de la misma, promotores de esa “verdad única” con la que el  comunismo del siglo pasado buscaba enseñorearse en la conciencia popular.