Archive for July, 2012
SIN CONSENSO GUBERNAMENTAL NO HABRÁ MEGAPROYECTOS.

Escrito por:  César Gutiérrez.

Desembarcado de las arcas fiscales el gasoducto sur, que era una carga demasiada onerosa para el estado, queda en evidencia que solo el alineamiento de los funcionarios gubernamentales hace posible que las decisiones racionales prosperen. Tomar posición de no financiarlo fue posible porque los titulares y técnicos de los ministerios de economía y finanzas y energía y minas, así como los funcionarios de Cofide y Osinergmin coincidieron. Es más, proponiendo una alternativa técnicamente correcta y con su cuota de cumplimiento del ofrecimiento político.

Resuelto este tema tan controvertido, ha quedado en cartera el proyecto de modernización de refinería Talara, a cargo de Petroperú y sobre el cual Ollanta Humala, se refirió en su discurso al Congreso, con un escueto: se hará.  Para que este deseo se convierta en realidad hay una tarea ardua, que requiere concertación en el frente interno del gobierno.

La premisa tiene que ser: “se hace cumpliendo las tasas de retorno que el estado exige”. La variable es la cuantía de la inversión y para ello se requiere que los funcionarios y directores de la petrolera estatal orienten su esfuerzo  en esta dirección. Adicionalmente los ministros y funcionarios de Energía y Minas y Economía y Finanzas deberán estar convencidos, lo que pasa por una empatía entre los encargados de estas dependencias. Es sabido que  no la hay, entonces habrá que decidir quiénes se quedan y se van, de lo contrario el compromiso del comandante se quedará solo en eso.

 
DISCURSO HUMALISTA CON MENSAJES SUBLIMINALES

Escrito por:  César Gutiérrez.

Extenso, soso, escrito por tecnócratas que piensan que las tareas de gobierno se transmiten de la misma manera que en el directorio de una sociedad anónima y con mensajes subliminales, que son necesarios interpretarlos; es resumen sucinto del discurso que hizo Ollanta Humala al Congreso de la República en el día de la independencia. Faltó una redacción política que resaltase las decisiones trascendentes que las ha habido y que podrían haber generado gran impacto positivo para los agentes económicos, grupos sociales organizados y ciudadano en general.

Un tema importante ha sido el anuncio que se va licitar un gasoducto a Quillabamba y que no colisionaba con el gasoducto sur que se ha comprometido construir la concesionaria Kuntur, de propiedad de la constructora brasileña Odebretch. Lo que se sabe en el sector energía es que se va someter a concurso: el financiamiento, construcción, operación y mantenimiento de un ducto para transporte de gas natural (GN), no se tiene claro si incluye también otro para líquidos de gas natural (LGN).

La modalidad de este tipo de procesos es que la variable de competencia es el mínimo valor de construcción que ofrece el postor, de esta manera se garantiza por mecanismos de mercado la mejor tarifa de transporte. El participante que resulte ganador se convertirá en concesionario por un período que pude ir de veinte a treinta años, tiempo durante el cual se le asegura un ingreso mensual, que se reajusta anualmente por indicadores que reflejan los cambios en la economía nacional e internacional.

Los recursos que garantizan el pago comprometido deben provenir del Fondo de Inclusión Energético (FISE), creado por ley y que ya se viene acumulando por un cargo en las tarifas de electricidad de los grandes consumidores y una tasa impositiva a los hidrocarburos líquidos y gaseosos que se transportan por ductos, que se trasladan al precio de todos los usuarios. La garantía de la intangibilidad de los fondos se da por el manejo de ellos a través de un fideicomiso de una entidad privada con experiencia en este tipo de actividades. La recaudación anual por estos conceptos será del orden de 60 millones de dólares, con lo cual se pueden soportar proyectos con inversiones de hasta por 450 millones de dólares, en contratos a 20 años, con una tasa de descuento del 12% anual en dólares.

Esta decisión tiene dos objetivos: ser una ruta de seguridad de abastecimiento para la eventualidad de fallas en el gasoducto o poliducto existente, operado por Transportadora de Gas del Perú (TGP) y cumplir con el compromiso de llegar con un suministro vía ductos a la ciudad de Quillabamba. Obra sin ninguna rentabilidad y que va significar un costo hundido en el largo plazo, pues el argumento que se va sostener con una termoeléctrica de 200 MW que construirá Electroperú, es otra inversión sin ningún sustento económico, pues a estas alturas, la eléctrica estatal está sobrecomprometida con las adquisiciones de energía de tres centrales hidroeléctricas que se encuentran en construcción.

Pero lo más trascendente es que se descarta el financiamiento estatal del faraónico gasoducto sur promovido por Kuntur, la cosa queda clara, si quieren hacerlo que sea con sus recursos, por supuesto que eso no ocurrirá y no va haber construcción alguna y lo que competerá al estado es ejecutarles la carta fianza de fiel cumplimiento por 65 millones de dólares que presentaron. Gran lío tendrá el Humalismo con la poderosa constructora de sedas auriverdes, Odebretch. Pero se ha tomado una alternativa más apropiada a la que se venía manejando, por más que la pretendida termoeléctrica en Quillabamba sigue siendo un despropósito.

Lo reseñado tiene una primera derivada, como se suele decir en el lenguaje coloquial de los operadores económicos-políticos: traerá un problema del tipo político-social ya que elimina cualquier posibilidad de llegar con ductos a la costa sur, que es una posición correcta, pero va generar un reclamo airado de los líderes regionales de Arequipa, Moquegua y Tacna, que se habían hecho ilusiones con el polo petroquímico, pero que era una falacia descomunal. Aquí habrá que aquietar las aguas y adicionalmente estructurar un mecanismo de llegada de gas natural comprimido (GNC) a la zona, donde por la distancia, también requerirá cofinanciamiento con recursos públicos.

Hay una segunda derivada, que se ha anunciado soterradamente como un ducto de etano entre Pisco e Ilo, supongo que ha sido un error y debería ser Malvinas-Pisco; ya que el Pisco-Ilo, tendría sentido solo si el gasoducto sur se construye y ya he sustentado que eso no ocurrirá. La lectura de esto es que la empresa petroquímica Braskem, que es participada en su accionariado por Odebretch y Petrobras, también ha sido desairada en su pretensión de construir una petroquímica del etano en Ilo. La razón está en que el suministro del gas requerido estaría a cargo del Consorcio Camisea, que tiene todo el derecho de buscar su propio mecanismo de asignación, más aún cuando una de las empresas socias, como lo es la coreana SK, ha manifestado estar dispuesta a desarrollar el mismo proyecto que los brasileños. Adicionalmente un ducto de etano entre Malvinas y Pisco, elimina cualquier posibilidad a Kuntur de ser concesionario, pues están en una ruta diferente y la ley ex – profesamente redactada para ellos, devendrá en inútil.

Pero los técnicos han sido prolíficos en el área energética, Humala, ha anunciado en su discurso que se desarrollará un plan de masificación en la zona centro – sur andina. Eso solo es posible en el corto plazo solamente con un desarrollo con gas natural comprimido (GNC), con el que se puede llegar a las ciudades de: Huancayo, Huamanga, Apurímac, Huancavelica, Cusco y Puno. Este aserto también tiene dos derivadas, ambas son liquidadoras. La primera es que ahora sí se cierra por completo la posibilidad de construir los gasoductos regionales y la segunda es que el proyecto de masificación nacional, que dividía al país, en tres zonas, también pasa a mejor vida. Ambos procesos los estaba manejando la devaluada agencia Proinversión, cuya calidad profesional está en su punto histórico más bajo, desde que se formó como con el nombre de Copri.

Perturba al proyecto señalado,  el anuncio que Petroperú participará, lo cual no es necesario, pues es suficiente que se concurse y se asigne a un privado, está claro que se va necesitar un aporte estatal pues la demanda identificada es insuficiente y hay que garantizar un valor mínimo para que sea atractivo, nuevamente el FISE puede ser la fuente, pero tienen que saber que no es infinito y todos los deseos constructores, están convergiendo recurrir a él.

En resumen ha habido una rectificación al dispendio del que se hablaba y se daba por hecho consumado hasta hace unas semanas, la labor de batallar en contrario ha rendido sus frutos y los medios de comunicación que se compraron el pleito, entre ellos éste, han jugado un rol positivo a favor del estado.

 
A UN AÑO

Escrito por:  José Salardi

Previo al tradicional mensaje de Fiestas Patrias, las diversas evaluaciones del primer año de gestión en materia económica, efectuadas por los gremios empresariales y por los analistas económicos del mercado, concluyen con una nota aprobatoria.

Este balance positivo, que no ha estado exento de una serie de obstáculos (que será fundamental sortear si realmente queremos un futuro promisorio), se comenzó a gestar con las primeras decisiones que tomó el Presidente Humala ni bien salió elegido. Todavía está fresco el recuerdo de la sobrerreacción bajista que tuvo la bolsa ni bien se conocieron los resultados de la segunda vuelta.

Sin embargo, las claras señales arrojadas en materia de respaldar y elegir a las personas correctas para encargarles el manejo económico, fue bien recibida por los mercados y permitió ir consolidando la confianza en que la hoja de ruta ofrecida en pleno proceso eleccionario, sería finalmente cumplida.

Por ello, no sorprende que los gremios empresariales hayan manifestado al unísono que el balance es positivo en materia económica y al respecto se destaca la estabilidad monetaria que se ha conseguido (en materia inflacionaria y cambiaria, pese a que esta última enfrentó pequeños ataques especulativos debido al nerviosismo que se desató en los mercados internacionales, como consecuencia de la crisis europea) y los avances en el ámbito fiscal con la nueva medición del resultado fiscal estructural, que permite un sinceramiento mayor de estas cuentas, al aislarla de los eventos cíclicos que se puedan presentar. También se hace hincapié en que esta estabilidad y preservación del ritmo de crecimiento se ha conseguido en un escenario que no ha sido nada favorable en el flanco externo (el nerviosismo de los mercados ha sido prácticamente pan de cada día en el último año e incluso existen voces que vaticinan tiempos peores) y que hasta se ha visto amenazado con la posible llegada del fenómeno del Niño.

De otro lado, en lo que coinciden los líderes empresariales es que el gran cuello de botella se encuentra en los conflictos sociales, que tienen a Conga como su abanderado y que han ido multiplicándose en el interior del país. Esta será una piedra en el zapato con la que tendrá que lidiar el gobierno actual a lo largo de los 5 años y de su capacidad de gestionar, destrabar y solucionar los conflictos dependerá parte del éxito económico futuro del país. Ello debido a que las inversiones son las principales afectadas con las olas opositoras de la población y está más que claro que sin un flujo de inversiones a la economía, no será sostenible el crecimiento requerido de tasas anuales mayores al 6 %, que nos permitan enrumbarnos en la ruta del desarrollo.

Recordemos que aún en el mapa económico global, somos una economía muy pequeña con un peso apenas perceptible en materia de producción y exportaciones, pero las posibilidades de ser un país de ingreso medio con otras aspiraciones, dependerá de que el gobierno mantenga y cada  vez mejore más el modelo económico implementado en el país hace más de dos décadas, y en ese sentido, la comunidad empresarial espera que el mensaje del 28 reafirme este concepto.