Archive for September, 2011
NO SOLO CON DENUNCIAS SE GOBIERNA

Escrito por: Cesar Gutiérrez.

No todos los festivales son exitosos, depende de la calidad de los productos y servicios a brindar, de la oportunidad en que se hacen y la propagandizacion apropiada. El reciente, Mistura, que exalta las características de la gastronomía peruana, sobrepasó las expectativas y salió mejor de lo esperado.

Tal vez acicateados por esto, el gobierno lanza su propio evento, que promete ser de largo aliento: “el festival de denuncias del gobierno anterior”, género antiguo, manido, de carácter universal, usado por los nuevos gobiernos, que asumen el mando como paladines de la honestidad. Sin embargo el producto es peligroso, puesto hasta en manos diestras, resulta de difícil manejo, pudiendo estallar en pleno manipuleo produciendo severas mutilaciones, imagínense cuando se trata de gente con poca pericia psicomotriz que es el caso que tenemos en los denunciantes altisonantes, sueltos hoy en plaza.

Para graficar la situación basta con dos ejemplos: Essalud y el Congreso de la Republica. En el primer caso, el titular de la institución ha puesto todo su esfuerzo en mostrar que la administración anterior fue siniestra, un vendaval de manejo malintencionado. En el segundo caso, se está alentando la derogatoria de los Decretos de Urgencia, pues según la mayoría parlamentaria actual, todos han generado perjuicio económico al fisco. No comparto esa visión en ninguno de los dos casos.

Toda gestión gubernamental deja alguna huella positiva y es mezquino no reconocerlo. Con todos los errores que pudo haber tenido la administración de Alan García, se generó crecimiento económico, consecuencia de una pertinacia de defensa de la inversión privada, que si dio sus frutos. Los analistas económicos que gustan del discurso liberal, que se han sentido satisfechos por lo hecho en el quinquenio anterior, en una actitud reprobable, guardan un silencio que tiene como fondo su carácter pusilánime e interesado, son del partido gobiernista por siempre, es decir de aquel que llegue al poder, independiente de su pensamiento, el requisito es que no colisionen con los intereses de sus sponsors.

El desarrollo de la infraestructura en Essalud, es un hecho rescatable, que hay que continuar, porque es insuficiente. Asimismo es indispensable que se trabaje en la mejora de la atención, pero nada de ello se vislumbra, ni una idea, solo denuncias. Si las tienen, háganlas a la Contraloría o al Ministerio Publico, fundaméntelas, deje que hagan su trabajo y pónganse a buscar soluciones en esta institución que requiere mejora permanente, la salud no espera.

En cuanto al Congreso, es una barbaridad mayúscula, mezclar la sed irracional de la vindicta con el desconocimiento, para pretender traerse abajo todos los Decretos de Urgencia. Les pongo solo un ejemplo que corresponde  al sector electricidad que entró en severa crisis en el año 2008, haciéndose necesario crear condiciones de excepción para garantizar el abastecimiento y crear condiciones de inversión, que se dieron. Me hubiera gustado una mayor prolijidad en la elaboración, por lo que he sido crítico público; pero no se puede negar que tuvieron efectividad. Si hoy se derogaran, más de un entrampamiento a la inversión en marcha por agentes económicos serios, se produciría, con la consiguiente parálisis y pérdida de confianza.

El listado de problemas que tiene el país es inmenso y la coyuntura internacional está sumamente complicada, como para no perder tiempo y plantear soluciones imaginativas. Si el nuevo gobierno prometió cambio, empiece por darle a las autoridades judiciales el trabajo de investigar, denunciar y juzgar los actos ilícitos y pónganse a darnos noticias de su actuar para crearnos la ilusión de una mejoría, su festival organizado ya cansó en menos de dos meses.

 
LOS ENEMIGOS INTERNOS

Escrito por: César Campos

La sugerencia tenía fundamento en la historia de nuestro país. Los quintacolumnistas del viejo civilismo fueron la pesadilla de Augusto B. Leguía en su primer gobierno (1908-1912) y por eso los combatió en el segundo.

El Frente Democrático Nacional 1945-1948 se desinfló pronto por la desinteligencias entre el grupo cercano a José Luis Bustamante y Rivero y los apristas. Fernando Belaunde tuvo que soportar la intriga interna nada menos que de su vicepresidente Edgardo Seoane y el líder de los diputados Mario Villarán, en su primera administración 1963-1968. Igual fue en la segunda (1980-1985) cuando el cacique Javier Alva Orlandini (también vicepresidente) y el primer ministro Manuel Ulloa ventilaban toda clase de diferencias a través de sus seguidores. Un triunfo del “alvismo” fue balotear en el Senado el nombramiento de Javier Pérez de Cuellar como nuestro embajador en Brasil.
 
Alan García no fue ajeno a la misma tendencia en sus dos gobiernos. Se hizo válida la frase: “no hay peor enemigo de un aprista que otro aprista”. Y Alejandro Toledo tuvo legiones de militantes de Perú Posible enfrentados entre ellos sin que lograra arbitrar adecuadamente esas diferencias. El argumento conspirador siempre ha sido el mismo: “han traicionado la línea del partido”.
 
Traigo a colación este punto porque el gobierno de Ollanta Humala ya exhibe grietas internas que parecen ahondarse con el paso del tiempo. Lo comprobé el pasado fin de semana en Huánuco cuando colegas periodistas de esta localidad me narraron con lujo de detalles las controversias del oficialismo, sobre todo las de los principales dirigentes del Partido Nacionalista con sus representantes en el Congreso.
 
Ello por cierto se extiende a todo el país, lo que ha motivado al Comité Central del PNP a declararse en reorganización el pasado 12 de setiembre, lo cual ha implicado también deshacer la alianza Gana Perú. Esto parece haber envalentonado a Javier Diez Canseco (aliado del Partido Socialista) que ha empezado a lanzar dardos contra los ministros Luis Miguel Castilla (MEF) y Daniel Mora (Defensa), callándose en cambio frente a la difícil situación en la que se ha puesto su compañera de ruta política, la ministra Aída García Naranjo, por el caso de los tres niños muertos en un caserío de Cajamarca.
 
Y ayer, la página web de un diario nos informa que un grupo de militantes del PNP-Piura hizo una manifestación frente a la sede del PRONAA de esa región, protestando por el nombramiento como titular del mismo de Socorro Alcas Michilot, a quien acusan de ser protegida de la congresista y primera vice presidenta de la República Marisol Espinoza, y ajena a las filas del partido.
 
Escuché cierta vez a Luis Alberto Sánchez decirle a García: “cuídate de los Cirineos”. Es verdad, los cirineos no siempre ayudan a cargar la cruz porque a veces logran más bien hacerla más pesada.

 
EXPLOSIVO CRECIMIENTO DE LAS VENTAS INTERNAS
Escrito por: JORGE MANCO ZACONETTI

PERÚ: LA REVOLUCIÓN DEL GAS NATURAL
A pesar de los críticos del pasado reciente que, sostenían interesadamente restricciones para el consumo interno del gas natural,

con el argumento de la falta de gas natural para el mercado doméstico, la evidencia empírica demuestra todo lo contrario. Se verifica un crecimiento explosivo de las ventas internas que resultan equivalentes a la demanda interna del gas, que expresada en volúmenes de barriles por día calendario se ha convertido en el principal energético consumido, desplazando al diesel o mejor al biodiesel, tal como se puede observar en el cuadro “Venta Interna de Combustibles Derivados de los Hidrocarburos 2006 al I semestre del 2011”.

El hecho económico que explica el posicionamiento de gas natural como el combustible de mayor demanda se explica, sobre todo, por el llamado “efecto Camisea”, que con el gas natural del lote 88 que se vende a un precio en boca de pozo absurdamente barato, a un precio regulado que en la práctica constituye un subsidio que favorece principalmente a las empresas de generación eléctrica que el ministro del sector pareciera interesadamente ignorar.

En verdad, la re negociación de los precios del gas natural efectuada en el segundo semestre del 2006, durante el gobierno del presidente Alan García, modificó la determinación de los precios del gas natural del lote 88, que en el contrato original dependían de una canasta de precios de los llamados petróleos industriales. Si se hubiera respetado la fórmula original el precio del gas natural de dicho lote sería de casi US$ 4 dólares por millón de BTU para la generación eléctrica, y no estaría por debajo de los US$ 1.70 que abonan las empresas eléctricas, que compran “gas barato para vender energía cara”.

Con la conversión efectuada, las ventas internas de gas natural expresadas en miles de barriles por día calendario se han disparado. Así, en el 2006 se vendían 30 mil barriles diarios de gas natural, este se elevó en el 2007 para alcanzar los 42 mil barriles diarios (MB/DC), para llegar a los 59 mil barriles en el 2009 y trepar a los 80 mil barriles diarios en el primer semestre del 2011.

Si bien a mediados del 2010 se inició el proceso de exportación de gas natural licuefectado en Pampa Melchorita, con el gas natural del lote 56, a través del Consorcio Perú LNG, siendo la transnacional Repsol la empresa responsable de la exportación, para la determinación de las ventas de gas natural en el mercado doméstico solamente se ha considerado la producción fiscalizada del lote 88, los volúmenes de gas asociado de la Cuenca de Talara y de la Selva Central.

El tránsito de una demanda interna en gas natural de 30 mil barriles diarios en el 2006 para trepar a los 80 mil barriles diarios al primer semestre del 2011 sería positivo si el consumo estuviese concentrado en las empresas industriales que ganarían competitividad, en el consumo residencial que permitiese a las familias ahorros en la utilización de un energético limpio, o en la sustitución del parque automotor de servicio público a diesel a cambio del gas natural.

Pero no es el caso, pues el mayor porcentaje de los 80 mil barriles diarios que constituyen las ventas de gas en el primer semestre del presente se destinan a las plantas de generación térmica que, con excepción de la unidad de generación de Ventanilla del grupo Edegel-Endesa, se utilizan en plantas de ciclo simple lo cual constituye un desperdicio por el bajo nivel de eficiencia energética (unidad Santa Rosa de Edegel, Kallpa, Enersur y Eléctrica de Piura)

En tal sentido, la quema de gas natural para la generación eléctrica tenía sentido en el despegue de una nueva industria, pero se convierte en un contrasentido cuando la rápida madurez y la proyectada masificación interna del gas se coloca en la agenda política. Peor aun cuando se postergan a la calendas griegas las posibilidades de la petroquímica básica para producir urea y nitratos.

Todos debiéramos recordar el “sesgo eléctrico” que se impuso en la década de los noventa del siglo pasado ante la debilidad del mercado interno para absorber los volúmenes de gas natural de Camisea. Incluso se prohibieron por decreto supremo la construcción de centrales hídricas, y se obligó a la empresa estatal ElectroPerú, que no tenía centrales térmicas, a la compra de más de 70 millones de pies cúbicos diarios de gas proveniente del lote 88 para asegurar una demanda mínima.
Todo ello explica ahora que la demanda interna de gas natural se ubique en el primer lugar de las ventas internas de los combustibles de hidrocarburos en el período 2006 al primer semestre del 2011, desplazando en su crecimiento al gas licuado de petróleo y al diesel que ahora ha sido sustituido por el biodiesel, como se puede observar en el cuadro respectivo.

En resumen, el efecto Camisea ha convertido al gas natural en el combustible más importante en el mercado interno desplazando al biodiesel que se importa en una gran proporción y ha ubicado al gas licuado de petróleo (GLP) en el tercer combustible en importancia con una participación en las ventas al mercado interno de 40 mil barriles diarios.

Por tanto, el crecimiento de la demanda interna de los combustibles derivados de los hidrocarburos constituye una expresión de la expansión de la economía en su conjunto, pues en el 2006 se consumían internamente 162 mil barriles diarios, en el 2008 las ventas internas subían a los 212 mil barriles diarios y a pesar de la desaceleración mundial del 2009 la demanda interna de combustibles se elevó a los 230 mil barriles diarios para trepar a los 257 mil barriles por día al primer semestre.

En tal sentido, la recuperación plena de la soberanía sobre las reservas de gas natural del lote 88 debiera asegurar en el largo plazo la autonomía energética y la masificación del gas natural hacia el sur peruano. Pero ello no justifica que se venda a precio vil el gas natural del lote 88, situación que distorsiona los precios relativos en los energéticos, subsidiando intereses privados que gozan de los favores del gobierno de turno.