Archive for July, 2011
DE ORUGA A MARIPOSA… DEPENDE DE TI, NADINE, ¡SI QUIERES VOLAR!

Escrito por: Lily Lemasters

Con mucha imparcialidad he diseccionado el vestir de Nadine Heredia, luego del dantesco torrente de comentarios negativos que leyera por su desatinada elección de trajes para la juramentación de Ollanta Humala como el nuevo presidente del Perú y para el Desfile Militar.

Y no exagero cuando digo torrente, pues he leído más de 500 mensajes en las diferentes paginas de redes sociales y de los 500+ he hallado tal vez unos 10 mensajes a favor, en su mayoría de caballeros, que como bien lo dice la palabra… han salido en defensa de Nadine, como mujer que amerita respeto y como Primera Dama, que por ende, le da una especie de blindaje. Asimismo, he recibido emails donde han preguntado mi opinión, dado mi amplio conocimiento (según los amables comentarios) en moda y agradezco con humildad que me consideren gran conocedora de un tema que me apasiona y sigo con esmero por más de dos décadas, asistiendo a desfiles de alta moda y manteniéndome al día de las tendencias europeas y norteamericanas.

Si bien es cierto, lo exterior no debe ser lo más importante, ya que el interior es lo que nos hace ser seres decorosos, con esencia y sensibilidad, cuando se es una figura pública, sobre todo la esposa de un presidente, ya el exterior juega un papel fundamental, nos guste o no. Eres quien representa a todas las mujeres de tu país, por lo tanto, tu imagen se convierte en parte esencial de tu vida. Tienes que mantener una cierta postura, con un toque de elegancia, sin pasar a la frivolidad artificial. El traje utilizado para la juramentación, con todos esos bobos, listones y tableros excesivos, fueron completamente desatinados, para un físico de baja estatura. El material con tanto brillo desentonaba en una función diurna y el bolso negro de gamuza con ornamentación color oro, se veía exagerado. Luego al siguiente día, el traje de elección fue nuevamente todo un fiasco, con un saco que aparentaba ser prestado o tener tallas demás, con un largo poco propicio para extremidades cortas.

No todo lo que está de moda, va con todas. Si eres de baja estatura, es cuando más cuidadosa debes ser, ya que a las altas todo les queda bien, pero no es lo mismo con las mujeres bajitas. Es necesario llevar los trajes arriba de la rodilla, para no dar una impresión liliputiense, llevar tacones estilizados, sin usar plataformas muy altas que tienden a remarcar más la talla diminuta. Los vestidos y sacos deberán ser más ceñidos y sencillos, para exhibir una esbelta figura sin recargos aparatosos que te den apariencia achaparrada, sin serlo.

Ahora, si tus conocimientos en moda son nulos, lo más apropiado es buscar el asesoramiento correcto que se afiance a tu personalidad, inquirir la opinión de personas en tu entorno, que se caractericen por el buen vestir y poco a poco ir formando tu propia imagen. No hay nada más odioso que ver a una persona intentar usurpar la personalidad de otra en todo ámbito. Se tu mismo y siéntete segura de quien eres. Camina con paso firme y dale a cada paso, el permiso de la arrogancia mesurada. Cuando ingreses a una recepción, ceremonia, restaurant o cualquier lugar público, demuestra la seguridad en ti misma, sin la necesidad de buscar aprobación.

Ha sido muy lamentable el que un hallazgo como el ocurrido en la toma de mando, se haya convertido en un sinfín de críticas y burlas en su contra. Sin embargo, aun hay esperanza para convertir a la oruga en mariposa. Y como lo decía Madame Chanel: “Si naciste sin alas, no hagas nada que impida su crecimiento.” Tampoco es necesario un derroche de riqueza para verte espectacular. Basta con tener buen gusto y si no lo tienes, lo compras, que para eso hay asesores de imagen y tener una buena variedad de opciones y accesorios, que se ajusten a las diferentes ocasiones a las que estarás expuesta.

Luego de leer la vastedad de mensajes negativos contra Nadine, pensé que no eran por maldad, sino más bien del asombro por su mal gusto al vestir en tamaña ocasión. Todo es rescatable, y más siendo una mujer joven y grácil, no sería difícil encontrarle un “look” que la favorezca y sea propio. Claro, que no estaría demás, que viera la forma de vestir de Cristina Fernández de Kirchner, considerada entre las mujeres mejor vestidas del mundo; pero solo como una referencia al buen gusto, la clase y el porte elegantísimo de dicha mujer, mas nunca para hacer una burda imitación.

Cabe también aconsejarte, que tengas que guardar posturas ya que no siempre vas a tener que figurar en todos los actos presidenciales. Mientras no olvides que eres la esposa y no el presidente del Perú… tienes remedio.

¡Así que a crecer esas alas y a volar!

 
NO HABRÁ CAMBIOS CON EL HUMALISMO

Escrito por: César Gutiérrez.

A un mediocre discurso del Presidente entrante, los analistas han tratado de darle una lectura entrelíneas, como si hubiera mensajes cifrados en la magra alocución.

Los correligionarios comandante, han creído escuchar las líneas maestras de un cambio; los que quieren mantener el status quo, lo han calificado de ponderado y otros que lo han acompañaron en la elección, lo han llamado discurso esperanzador.

A mí me ha dejado dos ideas: decidió seguir sin posibilidad de retorno, el rumbo económico vigente y no tiene claro cómo hacer prevalecer el carácter nacionalista y de inclusión social de su propuesta.

La adhesión al modelo económico que adoptamos desde los años 90, es clarísima: disciplina fiscal, apertura comercial respetando los Tratados suscritos, respeto de los contratos con las multinacionales y formación de precios que seguirán las reglas del mercado. Lo ha dicho en forma explícita, hasta el propagandizado balón de gas de 10 Kg a 12 soles, pasó a mejor vida.

La falta de rumbo queda en evidencia, pues sin necesidad de ir al detalle de las medidas sectoriales a tomar, se puede dar señales clarísimas como conseguir un cambio. Tres referencias para ilustrar lo afirmado: inversión en eléctricas estatales, tratamiento de la exportación del gas del sur peruano y celeridad burocrática.

Vayamos por el primer tema, si piensa potenciar la acción de empresas del estado como Electroperú- me extraña que no se haya referido a Petroperú-, tenía que haberse afirmado que la decisión política de su gobierno era que las empresas del sector eléctrico iban a invertir en centrales térmicas en base a gas natural. Eso hubiera significado un mandato al holding estatal Fonafe, para que los planes de inversión de las eléctricas regionales, sean aprobados, por supuesto con la rigurosidad debida.

Respecto a Camisea, ha preferido irse por las ramas, sentenció para el lego, que el gas del Lote 88, será para los peruanos. Eso es fácil de conseguir con un reacomodo de las reservas. El punto a negociar es el precio de exportación a destinos con referencia de cotización norteamericana, que hoy se valorizan a la séptima parte de lo que se paga en el mercado interno con tendencia en el largo plazo que será la misma. Era sumamente fácil comprometerse a que se negociará el precio del gas que sale a otras fronteras.

Finalmente, la causa principal de la lentitud burocrática, está en el pavor que tienen los funcionarios a la Contraloría General de la República. Una solución inmediata es presentar una legislación que permita la consulta previa y un mecanismo de respuesta rápida; es decir una interacción fluida supervisor-supervisado, ex – antes. Un anuncio de esta naturaleza con la presentación inmediata del proyecto de ley, hubiera generado una expectativa positiva para los trabajadores estatales y los agentes económicos.

Déjense de tratar de leer lo que no hay y pónganle en la mesa ideas concretas al nuevo gobierno, porque tal como van las cosas, será una continuación de lo actual sin mejora alguna.

 
TENEMOS SU PALABRA

Escrito por: César Campos R.

Resulta muy difícil imaginar el mensaje perfecto de un presidente de la República cuando asume el mando supremo del país.

Son lugares comunes calificarlo de extraordinario o confuso, valiente o melifluo, global o impreciso, según sea el sitio de la mesa desde el cual lo escuchamos. La satisfacción o insatisfacción depende del ánimo político con el que se le afronta.

El pronunciado ayer por Ollanta Humala no escapa a la regla, principalmente porque lo simplificó y le dio un contexto polémico de manera deliberada. Entre el aplauso y la pifia, examinemos algunos de sus alcances.

1. La juramentación prometiendo “honrar el orden constitucional” – regido por la Carta Magna de 1993 – pero evocando los principios de la de 1979, puede interpretarse como provocador o innecesario. Pero de ahí a radicalizar las posturas llevándolas hasta la consideración de que es un acto ilegal, es demasiado. Carlos Mesía, presidente de la Tribunal Constitucional y otros juristas de talla, han zanjado el tema: la formalidad es jurar el cargo y éste puede hacerse por la Constitución fundacional de 1823, el presidente Alberto Fujimori (como lo hicieron algunos congresistas de Fuerza 2011) o la abuelita. Punto final.

2. A consecuencia de lo anterior, algunos satanizaron ayer la Constitución de 1979 como si sus lineamientos hubieran servido para ejercer en el Perú un estatismo desembozado y nocivo. Ello no fue el eje de esa norma rica más bien en privilegiar el pluralismo económico y los derechos fundamentales de la persona humana y producto – es verdad – de consenso político básico, no de un golpe de Estado. Advertimos el inicio de un amplio debate, muy importante para nuestro futuro.

3. El discurso recupera un lenguaje social para el primer ciudadano del Perú, algo que demandé hace varios años al presidente Alan García preocuparse de no abandonarlo. Asumir los ejes de la exclusión, la desigualdad, la falta de equidad, el racismo y otros, resulta indispensable más aún cuando ingresamos a ciclos de crecimiento económico.

4. El presidente Humala se moja los pies mediante varios compromisos de alto riesgo político: dirigir un Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana, monitorear a través del presidente del Consejo de Ministros un Consejo Económico y Social, y la instalación de un mecanismo de relación fluida del gobierno con los presidentes regionales (mediante el cual se coordinará la ejecución de políticas públicas y se hará un seguimiento a los acuerdos de mutua obligación). Tareas cuantificables en cuanto a sus logros que pueden hacer tambalear la percepción sobre el gobierno, sino se alcanzan dichas metas en el corto plazo.

5. Las palabras “soberanía nacional” rondaron no sólo la juramentación del mandatario y sus vice presidentes, sino también el discurso en cuanto a una característica medular del nuevo gobierno. Es un concepto que merece desarrollarse – quizás cuando el Gabinete Lerner Ghitis comparezca ante el Congreso en los próximos 30 días – para saber sus alcances. ¿Cuáles son las áreas en las que el nuevo oficialismo considera burlada la soberanía nacional y cómo piensa recuperarla?

Hay más, pero por ahora tomamos estas pocas palabras del presidente junto a las que lo comprometen a ser “celoso guardián del Estado de Derecho” y “un defensor de los derechos humanos y de la libertad de prensa y de expresión.” Seguiremos observándolo