Category: José Salardi
PROYECCIONES BICENTENARIAS

Escrito por: Jose Salardi

En base a un modelo prospectivo de la Universidad de Denver, el Ceplan acaba de deslizar las que son sus proyecciones de cara al 2021, año en el cual se cumplirán 200 años de nuestra independencia.

Colourful 2014 in fiery sparklersSe destaca en primer lugar, que para ese entonces se habrán logrado tres décadas de crecimiento económico, que habrá permitido que nuestro PBI se haya multiplicado por más de 10 veces (a inicios de la última década del milenio no llegaba a los US$ 30 mil millones y en el 2021 superará largamente los US$ 300 mil millones). Un factor importante para lograr arribar a estas cifras, será que el crecimiento en los próximos años reporte una media del 6 % anual y ese será un reto importante para lo que resta del actual gobierno y el próximo, considerando las restricciones que marca el entorno internacional (los países europeos todavía ven lejana la salida de la crisis y cada vez crecen más los rumores sobre una posible desaceleración China, la cual nos golpearía de todas maneras, considerando el importante vínculo comercial que tiene con nuestro país) y la agenda pendiente que tenemos para destrabar los cuellos de botella que presentará nuestra economía (los campos del transporte, energía y logística internacional son los más evidentes).

De otro lado, el ente de planeamiento estratégico nacional espera que este ciclo virtuoso permita prácticamente desaparecer la pobreza extrema (se situaría en 3%) y bajar los niveles de pobreza convencional a tasas de un dígito (entre 9% y 10 %). Asimismo, los niveles de ingreso percápita se duplicarían y pasarían de los poco más de US$ 7 mil que calcula el FMI para este año a los US$ 14,700 que arroja el estudio del Ceplan, que incluso sostiene que estaríamos en niveles similares a los de México, aunque habría que revisar bien este cálculo porque para el Fondo Monetario, este indicador se aproximará a los US$ 12 mil dólares en el país azteca, y revertir la importante brecha, significa esperar que nuestro socio en el Acuerdo del Pacífico, crezca muy poco o nada en el periodo 2015-2021 y ello no está en línea con las reformas que viene emprendiendo.

Es importante que el Ceplan haya hecho un llamado de alerta a la importancia estratégica de la infraestructura (no olvidemos que nuestra brecha se aproxima a los 100 mil millones) y la necesidad de que ésta sea de alta calidad y que tenga estándares internacionales y sin duda, para ello se requieren denodados esfuerzos, porque de no ser así, parte importante del crecimiento esperado corre un alto riesgo de concretarse.

Finalmente, se ha destacado también la necesidad de fortalecer nuestra endeble institucionalidad y de contar con un mayor desarrollo de la eficiencia gubernamental, la cual está muy relegada en el ránking global. Para ello, la lista de reformas es bastante larga, pasando desde una tramitología excesiva (que tiene que desenmarañarse lo más pronto posible) y un respeto por el marco establecido, además de fomentar la formalidad en todos os sectores (lo que ocurre con la minería ilegal es un claro ejemplo de lo lejos que aún estamos).

La meta a alcanzar es bastante auspiciosa, al apuntar que tengamos le estándar de un país miembro de la OCDE. Ojalá que podamos alcanzarla o con hacer el máximo esfuerzo para acercarnos a ella, ya habremos avanzado bastante.

 

 
GABINETE PROINVENSOR (II)

Escrito por: Jose Salardi

Si bien al momento de escribir esta columna, la permanencia del gabinete Cornejo continuaba en salmuera, es interesante comentar lo que dijo en el Congreso cuando buscaba el voto de confianza.

Ollanta Humala y Ministro de Construccion Rene Cornejo.En su presentación ante el Legislativo, el Premier reiteró los lineamientos de la que sería su gestión económica. Tal como ya lo había adelantado, hizo hincapié en la inversión como gran eje para sostener el crecimiento económico por encima del 6 %.

En ese sentido, no sólo destacó que en el 2013 se haya marcado un record histórico en materia de inversión pública y privada (con US$ 56 mil millones), el cual llevó a que nuestro ratio inversión sobre PBI sea el más alto de Sudamérica, al situarse en 27.3 %, sino que además puso énfasis en los mecanismos que permitirán que esta dinámica continúe.

Así, la referencia a la importancia de las Asociaciones Público Privadas (APP) como gran catalizador de megaproyectos que contribuyan a ir reduciendo la brecha de infraestructura que bordea los US$ 90 mil millones, fue fundamental en esta línea complementada con la labor de Proinversión.

Se destacaron los 5 mil millones concesionados el año pasado y los 13 mil millones que se esperan para este año, sin embargo, falta precisar cómo se hará para que la labor de este ente sea más agresiva y la cifra de colocación de proyectos sea mucho mayor y en plazos más breves, y de paso se eviten que se generen demasiadas controversias en los procesos (que dilatan los mismos), tal y como ha sucedió últimamente con la Línea 2 del Metro de Lima, que será el que expliqué casi la mitad de lo que se pretende concesionar en montos este año.

Pero no sólo las APP con sus diversas modalidades (que ahora ayudarán a impulsar la inversión pública), debe ser la piedra fundamental. Recordemos que también está disponible el mecanismo de Obras por Impuestos (OxI), sistema con el cual todos los integrantes de la sociedad salen ganando. Sin embargo, las cifras pueden hablar de un crecimiento porcentual explosivo en los últimos años (en el comparativo de año contra año), pero si uno hace un balance, encuentra que en el periodo 2009-2013 no se llegó a los S/.1,000 millones en inversiones, cifra que resulta irrisoria si es que se compara con el gran potencial con el que cuenta este sistema y de los montos que podría canalizar el sector privado mediante esta modalidad.

Se ha demostrado hasta la saciedad que el sector privado es mucho mejor gestor que el Estado y teniendo muy en cuenta esta premisa, sería fundamental que este sistema cuente con la promoción e impulso que aún no ha conseguido, más aún si se considera el gran impacto social que puede lograr y su aporte a cerrar no sólo la brecha de infraestructura, sino que también la social y, lo que es mejor, en muy breve plazo (sin duda, un estudio comparativo de los tiempos que le demanda al sector privado desarrollar proyectos vía OxI, en relación a los que le demanda al Estado, será muy revelador al respecto).

Finalmente, Cornejo, también había manifestado lo siguiente: “Para abrir mayores oportunidades de empleo y trabajo, el Gabinete que presido realizará los máximos esfuerzos a fin de agilizar los proyectos de inversión y atraer, en un mundo altamente competitivo, más capitales que apuesten por nuestro país, y en especial por el desarrollo territorial en cada una de nuestras regiones”. Para que esto se intente realizar, habrá que esperar el desenlace de este nuevo impasse político en nuestro país.

 
GABINETE PROINVERSOR

Escrito por:  Jose Salardi

El nuevo Premier ha dejado en claro cuál será el objetivo, en materia económica, del equipo que él lidera: buscar que se acelere la captación de inversiones. Sin duda, su paso por Proinversión años atrás, le servirá mucho para poder arribar a buen puerto en un ítem en el cual el país no ha avanzado como se esperaría en los últimos años.

base_imageEl ver como se postergan reiteradamente los procesos de concesiones y lo lejos que nos quedamos todos los años de la meta trazada en materia de colocación de proyectos en manos privadas, puede generar cierto pesimismo con relación al éxito que podía tener el gabinete Cornejo Sin embargo, ya desde el año pasado se han venido tomando ciertas medidas para tratar de revertir esta situación, y en ese sentido, el equipo creado en el MEF para destrabar inversiones ha contribuido con su grano de arena.

No está demás reiterar, que ya se cuentan con dos ejes importantes para desarrollar infraestructura (ámbito en el que el Estado ha demostrado hasta la saciedad que no es buen ejecutor ni gestor). Así, las Asociaciones Público Privadas (con todas las variantes que permite la ley) y el mecanismo de obras por impuestos son dos potentes herramientas a las cuales se les debería dar todo el impulso posible para poder capitalizar sus beneficios y lograr no sólo que la brecha de infraestructura vaya cerrándose en el país, sino que además, aporten con una cuota importante en el crecimiento futuro de la economía.

Es bueno precisar, que el gabinete actual cuenta con una percepción de tecnicismo con la que quizás no contaban los anteriores. Por ello, ha recibido el respaldo de los gremios empresariales y en el flanco externo las clasificadoras de riesgo y bancos de inversión han destacado el que se vaya a mantener la línea macroeconómica (el ministro Castilla ha conseguido un posicionamiento importante al respecto) y que se espera que las políticas fiscales y monetarias sigan bien manejadas. Además, se espera que la economía siga creciendo a buen ritmo combinándolo con una inflación baja, un aspecto que como bien lo ha destacado Fitch IBCA, nos diferencia de otras economías emergentes con nuestro mismo nivel de grado de inversión (BBB+), las cuales crecen casi la mitad que nosotros (2.9 % en el último quinquenio frente al 5.6 % de nuestro país) y con una inflación que es un punto mayor (3.8 % versus un 2.9 % nuestro).

Asimismo, para el segundo semestre se espera que la economía comience a acelerar el paso. Ha sido muy bien recibido el nivel de la ratio inversión/PBI como el más alto de la región (con un 27.3 % en el 2013) y hoy en día se aprecia una recuperación en la confianza empresarial y de los agentes económicos (según diversos sondeos), lo cual da el fundamento requerido para que, pese a un entorno externo aún con muchas turbulencias en el frente, podamos culminar este año con un crecimiento mayor al 5.5%.

Vital en ese sentido será que no se vuelvan a cometer los errores del año pasado, los cuales minaron la confianza y desaceleraron la marcha económica de país. Esperemos que ya la alta dirección de este gobierno haya entendido la importancia de emitir mensajes claros y de respaldar permanentemente la ruta económica trazada. Ya el nuevo equipo ministerial tiene por delante la tarea de desarrollar las medidas que permitan eliminar las trabas que nos tienen estancados en materia de competitividad y que son necesarias para permitir que el crecimiento retorne a tasas mayores del 6 % anual. Potencial existe, ahora se trata de un tema de gestión y simplificación administrativa. Al menos en el papel, el nuevo equipo ministerial estría a la altura del reto. Veremos que resultados logra.